24 de mayo 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Los diputados del Partido de la Gente (PDG) se refirieron al resultado del acuerdo administrativo y a las negociaciones que sostuvo el oficialismo con la Democracia Cristiana.

El diputado Rubén Oyarzo comentó “lamentablemente vemos que el nuevo ‘cuento del tío’ del oficialismo y del Gobierno es el acuerdo administrativo, en donde sale el Partido Comunista diciendo que el próximo periodo es de ellos, y eso es falso”.

En ese sentido, acusó traición por parte del Gobierno, advirtiendo que “ministro Elizalde no somos más una caja de resonancia del gobierno, no somos más un buzón. Los acuerdos y las palabras se respetan. Creo que es una falta de respeto y una puñalada por la espalda al Partido de la Gente que ha honrado su palabra hasta el día de hoy”.

El diputado, quien mostró el documento que sostiene que el próximo periodo en la testera de la Corporación le corresponde al PDG, afirmó que “no se ha firmado ningún acuerdo distinto a ese. El PC hizo un cambio con el Partido Liberal, por ende, la presidencia del Partido Comunista es en el último periodo. Y el cuarto periodo es del Partido de la Gente”.

“Lamentablemente aquí lo que se firma se borra con el codo”, agregó.

Por su parte, su colega, el diputado Gaspar Rivas, también acusó que “hemos recibido una puñalada por la espalda”.

Y en esa misma línea explicó que “esta gente fue muy astuta. Esperó que nosotros votásemos y luego salió con el chistecito que tenían preparado, y que estaba preparado de antemano. En donde están cediendo algo que ni siquiera les corresponde y sobre lo cual no tienen derecho. Porque el único partido que podría ceder su cupo es el Partido de la Gente”.

“No puede la Democracia Cristiana disponer sobre un cupo que no le pertenece”, recalcó.

Además, también comentó la acción del oficialismo, señalando que “tenemos que entenderlo como una declaración de guerra. Y si lo que quieren es guerra, guerra van a tener”.

Por último, el diputado Oyarzo quiso recordar al Gobierno que “vienen varias reformas y las votaciones ya no serán las mismas”.