27 de marzo 2023

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

En un partido de ida y vuelta, aunque sin muchas opciones claras de gol, los acereros aprovecharon el único descuido de O’Higgins y se llevaron el premio mayor desde Rancagua. Hacía 48 años que los de la usina no ganaban sus tres primeros compromisos.

Por SERGIO ANTONIO JEREZ / Fotos: PHOTOSPORT


Las instrucciones de parte del nuevo jefe de los árbitros, Roberto Tobar, ya se están haciendo notar claramente. La idea del ex juez FIFA y el mejor en los últimos años en el fútbol nuestro, es darle continuidad al juego y disputar la mayor cantidad del tiempo reglamentario.

Por eso, ya es común que el agregado pase largamente los cinco minutos, que las infracciones menores no se cobren, que ojalá el recurso del VAR sea lo menos recurrido posible, que los reclamos de los técnicos –que en algún momento llegaron a ser majaderos- se castiguen con tarjeta amarilla, pero que las amonestaciones a los jugadores se apliquen sólo cuando el foul es demasiado fuerte.

Hay algunos árbitros que lo hacen bien, otros regular y algunos pésimo. O bien han manejado el tema bien durante la mayor parte del encuentro, pero igual se caen, porque el criterio no es algo que se enseñe, se imparta o se pueda normar. Y pasa, como en esta oportunidad, que un claro penal a favor de O’Higgins lo dejó sin sanción Fernando Véjar –al parecer con el beneplácito de sus colegas del VAR-, pero que las imágenes confirmaron con certeza: mano. Pero en fin.

Tal vez, si lo convertían los celestes ello habría puesto justicia en un encuentro entretenido, de ida y vuelta, pero donde ninguno estableció superioridad en el trámite.

Empero, si hay algo que no cambia es que los partidos se ganan con goles. En esta oportunidad no fueron muchas las opciones claras frente a Ignacio González, el local, y Gabriel Castellón, el visitante. Escaramuzas sí y muchas. Más en el área visitante, incluso. Entonces, la victoria de Huachipato se justifica porque de las dos ocasiones que tuvo, una la aprovechó. Centro desde la derecha de Javier Altamirano, con la defensa celeste descuidada, y aparición solitaria de Mateo Acosta encima del pórtico para marcar el 1-0, a los 18 minutos.

La otra, tan clara como ésta, fue a los 87’, cuando un contragolpe espectacular de Julián Brea dejó a Javier Altamirano solo ante Ignacio González. Y ganó el arquero, en lucida maniobra.

Con el triunfo, los acereros sumaron nueve puntos, están invictos, y son los líderes absolutos. Una marca que no conseguían desde 1975, es decir, hace 48 años. Pero, como dicen, la historia está para reescribirla, aunque tendrán que esperar, porque el próximo compromiso, con Colo Colo, de locales, programado en un principio para el domingo 12, fue suspendido, a raíz de la situación que se vive en el sur con los incendios forestales.

También tendrán que esperar los rancagüinos, que se quedaron con sus seis unidades, y cuyo encuentro con Ñublense, en Chillán, pactado para el mismo domingo 12, igual esperará a una fecha más adecuada.

PORMENORES

Campeonato Nacional, tercera fecha.

Estadio: El Teniente, Rancagua.

Público: 6.357 espectadores.

Árbitro: Fernando Véjar.

O’Higgins (0): I. González; F. Hormazábal, B. Torrealba, J. Fuentes, R. Guzmán; D. Fernández, V. Larralde, P. P. Hernández; F. Castro, M. Marín; M. Donoso. DT: Pablo De Muner. Cambios: 22’, D. González por Fuentes; 44’, E. Moreira por Castro; 69’, M. Belmar por Larralde, M. Meneses por Hernández y A. Castillo por Donoso.

Huachipato (1): G. Castellón; J. Gutiérrez, B. Gazzolo, N. Ramírez, N. Baeza; J. Martínez, C. Sepúlveda, J. Altamirano; B. Palmezano; M. Acosta, C. Martínez. DT: Gustavo Álvarez. Cambios: 55’, G. Montes por J. Martínez y J. Brea por C. Martínez; 74’, C. Torres por Palmezano y C. Huanca por Acosta; 80’, A. Castillo por Baeza.

Gol: 18’, Mateo Acosta (H).

Tarjetas amarillas: L. Ureta, arquero suplente (OH); Montes, Baeza, Torres (H).

Expulsado: 90+2’, Claudio Torres, doble amarilla (H).