21 de abril 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

La inflación en Estados Unidos vuelve a sorprender con un dato por sobre lo esperado. De hecho, en agosto ya había sorprendido al crecer más allá de lo estimado, obligando a reajustar las proyecciones económicas.

Durante este jueves el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos reveló que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) creció un 0,4% en septiembre. Dato que nuevamente da la sorpresa y adelanta que el endurecimiento de la política monetaria por parte de la FED aún está lejos de acabar.

De esta forma, la inflación cae una décima hasta 8,3% en la comparación interanual.

El alza en el precio de los combustibles ha sido una constante durante gran parte del ciclo inflacionario, sin embargo se aprecia que el IPC básico, que no incluye los datos tan volátiles de los alimentos y la energía, creció un 6,6% en comparación al año pasado. Se trata de el nivel más alto desde 1982, de acuerdo a lo consignado por Bloomberg.

Con estos es datos es altamente probable que la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED, por su sigla en inglés) continúe aumentando, y de forma considerable, las tasas de interés. Las que se estiman, podrían aumentar en 75 puntos base.