7 de diciembre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

La Contraloría General de la República (CGR) publicó el primero de una serie de informes, que analizan el gasto público en la pandemia, puntualizando que, entre enero y abril de este año el plan económico de emergencia fue cubierto principalmente con reasignaciones presupuestarias.

El informe elaborado por la División de Contabilidad y Finanzas Públicas —elaborado en base a decretos del Ministerio de Hacienda, información sobre contabilidad y ejecución presupuestaria, entre otras fuentes— contabilizó un gasto de $216.492 millones para enfrentar el covid-19, lo que representa un 0,11% del PIB y un monto per cápita de $11.126.

El documento detalla que los ministerios del Trabajo y de Salud incrementaron su presupuesto en $160.148 millones y $41.759 millones, respectivamente. En tanto, el Ministerio del Interior y Seguridad Pública recibió $21.608 millones adicionales, el Ministerio de Desarrollo y Familia $13.178 millones y el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, $4.214 millones.

Según el estudio, del total de los $216.492 millones que se gastaron durante enero y abril de 2020, la mayoría de los recursos públicos (63,8%) fueron destinados para financiar el bono de apoyo a los ingresos familiares o “bono covid”. Asimismo, sector público recibió un 11,1% de los recursos, mientras que un 9,9% fue para emergencia de la Subsecretaría del Interior; y un 9,8% para el apoyo al empleo.

Finalmente, el gobierno destino al sector municipal 4,6% de los recursos y otros programas, como el de Envejecimiento Activo del Servicio Nacional del Adulto Mayor; Noche Digna de la Subsecretaría de Servicios Sociales y los de Investigación Asociativa y Fortalecimiento Diagnóstico covid-19 ambos de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo recibieron un 0,8% de los recursos.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA