3 de diciembre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

El gobierno de los Estados Unidos, a través de la Oficina de Investigación Científica de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (AFOSR), otorgó un fondo de casi 500 mil dólares a un equipo de investigadores chilenos de la Fundación Ciencia y Vida para realizar un estudio que permita modelar y proyectar la transmisión del covid-19 en Chile, Estados Unidos y otros países del mundo.

Este proyecto forma parte del esfuerzo “Todo Estados Unidos” que la totalidad de los sectores de EE.UU. impulsan para ayudar a Chile a responder a la pandemia. Hasta la fecha, Estados Unidos ha entregado más de 3 millones de dólares a Chile por concepto de equipos de protección, alimentos, productos de limpieza e higiene, así como otra asistencia a comunidades vulnerables.

La investigación financiada por AFOSR está siendo desarrollada de manera conjunta por científicos chilenos y estadounidenses.

Durante dos años y mediante la utilización de inteligencia artificial y de sistemas computacionales de alto poder, los investigadores integrarán los factores geográficos, la conducta de la población y las medidas adoptadas por la autoridad en su objetivo por modelar la transmisión del coronavirus.

Los resultados podrían ayudar a las autoridades de ambos países a comprender de mejor manera la propagación del nuevo coronavirus y proyectar el impacto que el covid-19 puede causar en los sistemas de salud.

El equipo chileno está encabezado por el director del Laboratorio de Biología Computacional de la Fundación Ciencia y Vida y profesor de la Universidad de Valparaíso, doctor en biotecnología Tomás Pérez-Acle, quien junto a sus colaboradores utilizan dispositivos computacionales de alto poder para desarrollar modelaciones y validaciones.

En paralelo, desde Roma y Nueva York científicos del Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea de EE.UU. (AFRL) evaluarán los modelamientos mediante el uso de equipos computacionales de alto rendimiento del Departamento de Defensa de los EE.UU.

La verificación se realizará en base a los datos e información pública disponible sobre movilidad, ubicación geográfica y salud de residentes de diversos condados del estado de Nueva York.

Según informó AFOSR, el alto nivel de especificidad del estudio puede ser de gran utilidad para la toma de decisiones de la autoridad ya que indicará los grados de amenaza a la salud de los habitantes, así como las necesidades en cuanto a personal médico y suministros que se requieren en las instalaciones y localidades alrededor del mundo. Los científicos esperan que los modelos puedan ser aplicados en áreas urbanas, suburbanas y rurales.

Los investigadores estiman que los resultados que se obtengan de este estudio serán promisorios, pero debido a que aún son considerados básicos, requerirán de una comprensión más profunda para poder ser aplicados de manera extensa.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA