29 de enero 2023

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Luego de que se confirmara la muerte del astro brasileño el pasado 29 de diciembre, han salido a la luz varias historias suyas poco difundidas. Una de ellas fue su habilidad bajo los tres palos.

Por EL ÁGORA / Fotos: ARCHIVO


El pasado 29 de diciembre del 2022 el mundo del fútbol se estremeció al enterarse de la muerte de Pelé, quien falleció producto de una falla multiorgánica provocada por el cáncer de colon que sufría.

Luego de ese hecho, se revelaron varias historias desconocidas de “O Rei”. Entre esas se destaca su habilidad como guardameta, que la venía practicando desde su infancia, de acuerdo a lo que consignó el sitio Kodromagazine. De hecho, cuando tenía 4 años admiraba a Bilé, un portero del Vasco de São Lourenço (club donde jugaba su padre, Dondinho).

Es más, cuando jugaba con sus amigos cumplía la función de portero y en cada tapada decía: “Paró Bilé”. El problema era que no podía pronunciar bien el nombre de su ídolo y sus cercanos entendían algo de Pelé. Desde ese entonces, el pequeño Dico, como era apodado antes, pasó a ser llamado como Pelé.

FUE PORTERO DEL SANTOS

De acuerdo a lo que mencionó el citado medio, hasta la fecha se ha conocido que Edson Arantes do Nascimento jugó cuatro encuentros como arquero (Santos 4-2 sobre Comercial en el Campeonato Paulista de 1959; Santos 4-3 a Gremio, en el Campeonato brasileño de 1963; Santos 3-0 a Botafogo, en el Torneo Paulista de 1969, y Santos 0-4 ante Baltimore Bays, que fue un amistoso). Sin embargo, menciona que fueron más partidos.

Sus cercanos en el Peixe han aseverado que fue el segundo arquero del equipo por su gran trabajo bajo los tres palos.

“En muchos partidos de las giras que hacíamos por el mundo, principalmente en partidos en África, los patrocinadores pedían que Pelé jugara la segunda parte en la portería de sus equipos. Era curioso, pero a él le encantaba”, afirmó Lima, según consignó Kodromagazine.

“En las pachangas Pelé siempre era el portero y era imposible quitarle de la portería. Él se cabreaba un montón, estaba obsesionado con aquello”, añadió.

El ex guardameta, Lalá, también aseveró al citado medio que Pelé “sería titular absoluto de la selección brasileña” si continuaba ejerciendo de portero. “Él era increíble bajo los palos, una pasada, no es una exageración, tenía los fundamentos perfectos”, manifestó.

El partido que más se recuerda con “O Rei” como arquero fue el que jugó Santos ante Gremio en 1964 por la semifinal del campeonato brasileño. El Santos había ganado en la ida cómodamente 3-1 en la ciudad de Porto Alegre.

En la vuelta, al Peixe le bastaba un empate para clasificar a la final, sin embargo, su rival lo sorprendió y en el transcurso del encuentro emparejó la serie (3-1). Luego Pelé mostró toda su habilidad goleadora marcando tres tantos remontando el resultado. El hecho que llamó la atención ocurrió a los 84’, cuando el árbitro del encuentro expulsó a Gilmar do Santos, portero del equipo paulista, y el astro brasileño tomó la responsabilidad de reemplazarlo en el puesto con una gran actuación.

Gracias a su habilidad con los pies y también con las manos, metió al Santos en la final del torneo, donde se impuso en las dos llaves al Bahía (6-0 y 2-0).