6 de febrero 2023

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

La sociedad anónima que rige los destinos de la Universidad de Chile pagó la totalidad de la deuda fiscal del club y renovó la concesión.

Por EL ÁGORA / Foto: PHOTOSPORT


A través de un comunicado firmado por el gerente general de Azul Azul, José Ignacio Asenjo, la sociedad anónima que administra a la U desde 2007 informó que pagó el total de la deuda que el club mantenía con el fisco, por lo que se renovó la concesión hasta 2052, de acuerdo a lo establecido en el contrato, información que está en poder de la Comisión para el Mercado Financiero.

“Con fecha 26 de diciembre de 2022, la Sociedad procedió a entregar en la Tesorería General de la República documento de pago respecto de la totalidad de la deuda tributaria que la Corporación de Fútbol Profesional de la Universidad de Chile (la “Corporación”) mantenía vigente con el Fisco de Chile”, arranca el escrito dado a conocer por el club.

“Habiendo recibido confirmación y efectuándose el pago a la Tesorería General de la República, así como la recepción conforme de éste, informamos a usted que dicha obligación se encuentra extinguida y que en consecuencia ha operado la prórroga automática del plazo de la concesión de que la Sociedad es titular, respecto de todos los bienes, derechos y activos de la Corporación, hasta el día 8 de junio del año 2052″, profundiza la publicación difundida en horas de la tarde.

El detalle de esta extensión del vínculo se explica en “la cláusula octava del Contrato de Concesión, Uso, Goce y Explotación, celebrado por escritura pública de fecha 8 de junio del año 2007, en la Cuadragésima Quinta Notaría de Santiago de don René Benavente Cash, entre la Corporación, en quiebra y la Sociedad”.

Desde que Azul Azul asumió la conducción del club, la U ha experimentado buenos y malos momentos. Obtuvo la Copa Sudamericana en 2011, como principal logro, y ganó los torneos Apertura 2009, Apertura y Clausura 2011, Apertura 2012, Apertura 2014 y Clausura 2017. Sin embargo, en los últimos años la concesión erró el rumbo y los universitarios han estado más cerca del descenso que de otra vuelta olímpica.