6 de febrero 2023

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

«Prometo mantener, defender y cumplir la Constitución, observar las leyes, promover el bien general del pueblo brasileño, sustentar la unión, la integridad y la independencia de Brasil».

Palabras de Luis Inácio Lula da Silva, pronunciadas en su ascensión al mando de la presidencia de la República Federativa de Brasil, para el periodo comprendido entre 2023 y 2027.

Lula da Silva juró por tercera vez como Presidente de Brasil, en una situación inédita para dicho país.

Cabe recordar que cuatro años atrás, Lula estaba preso por casos de corrupción que, finalmente, la Corte Suprema de Brasil dejó sin efecto.

En el cambio de mando no estuvo presente su antecesor, el ultraderechista Jair Bolsonaro, quien viajó a Estados Unidos hace dos días.

Con respecto a la gestión anterior, Lula señaló que «el diagnóstico que recibimos del gobierno de transición es desastroso. Vaciaron los recursos de salud, desmontaron la educación, la cultura, la ciencia y la tecnología, destruyeron la protección del medio ambiente».

Lula llegó hasta el Parlamento tras pasearse en un Rolls Royce negro descapotable frente a la multitud que colmaba las calles.

Durante los primeros momentos de la sesión, se guardaron minutos de silencio por la memoria los recién fallecidos Pelé y el papa emérito Benedicto XVI.

Entre los asistentes a la ceremonia estuvo el Presidente Gabriel Boric, quien señaló que la presidencia de Lula simboliza «un momento de mucha luz para América Latina».

A la vez, llegaron los mandatarios Alberto Fernández (Argentina), Luis Arce (Bolivia), Gustavo Petro (Colombia), Mario Abdo Benítez (Paraguay), Luis Lacalle Pou (Uruguay), Marcelo Rebelo de Souza (Portugal), Frank-Walter Steinmeier (Alemania), y el rey de España, Felipe IV.

Luego de la ceremonia está programada una recepción para delegaciones extranjeras en el Palacio de Itamaraty, sede de la Cancillería brasileña.