20 de enero 2022

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

La Sala ratificó la propuesta que hizo la Comisión de Constitución del Senado que consideró que «algunos cambios introducidos por la Cámara podrían presentar problemas de interpretación y otros debían ser resueltos de manera distinta».

Será una Comisión Mixta de senadores y diputados la encargada de zanjar tres aspectos del proyecto que regula, en igualdad de condiciones, el matrimonio de parejas del mismo sexo.  Ello, luego que la Sala aprobara con 33 votos a favor y 1 en contra, la propuesta que hizo la Comisión de Constitución del Senado, que consideró que «algunos cambios introducidos por la Cámara de Diputadas y Diputados pueden conducir a errores y eventuales conflictos interpretativos».

Así lo explicó el presidente de esa instancia, senador Pedro Araya, tras señalar que los puntos a analizar dicen relación con una norma introducida por los diputados y diputadas sobre reproducción humana asistida que «podría abrir la puerta a los vientres de alquiler», asunto que se pretende abordar en una iniciativa distinta. Asimismo, se incorporaron normas al Código del Trabajo que no estaban consideradas y otras, sobre eliminación de causales de divorcio.

Junto con ratificar la decisión de la Comisión de Constitución de avanzar en el matrimonio igualitario, indicó que dichos aspectos deben analizarse en una Comisión Mixta, la que citaría este lunes 6 de diciembre hasta el total despacho, para que de esa forma las Salas de ambas corporaciones puedan votarla la próxima semana.

Cabe recordar que esta mañana sesionó la Comisión de Constitución para analizar los casi 50 cambios que introdujo la Cámara de Diputados a la iniciativa. En la oportunidad, los senadores plantearon sus aprensiones respecto de algunas modificaciones y manifestaron que aun cuando existe amplia coincidencia en legislar para que el matrimonio igualitario sea ley, argumentaron que era fundamental trabajar en un cuerpo legal que no tuviera problemas de interpretación.

Entre los cambios que hicieron los diputados, se estableció una norma para el orden de los apellidos señalando que la primera regla será el acuerdo entre los padres y/o madres y que en el caso de no existir ese consenso se hará por sorteo, como ocurre en otras legislaciones como la uruguaya.

Asimismo, se derogaron las normas que establecen como causal de término de matrimonio el cambio de sexo registral de una de las partes, y se incorporaron normas al Código del Trabajo.

«En ambas cámaras existen las mayorías necesarias para aprobar el matrimonio igualitario independiente de los que estemos en contra…pero creo que nuestra obligación es legislar de forma seria más allá de un oportunismo político… no me parece sacar una ley sabiendo que tiene muchos errores, eso no es legislar responsablemente», planteó la senadora Luz Ebensperger.

En tanto, el senador Rodrigo Galilea indicó que «me hubiera gustado que el matrimonio igualitario fuera ley altiro, pero creo que de las adiciones que hizo la Cámara hay muchas que son pertinentes, pero otras no…no estamos hablando de cosas menores, sino que relevantes».

El senador Alfonso De Urresti planteó que «debemos tener el mejor estándar jurídico, pero entiendo que exista una natural preocupación de que el candidato Kast ha planteado una agenda frontal en contra de estos avances legislativos …quiero sacar una legislación que sea correcta, que no tenga inconveniente».

En la misma línea se manifestó el senador Francisco Huenchumilla, quien dijo que si bien es partidario de resolverlo a la brevedad «entiendo que la Comisión no es un buzón y si hay colegas que ven complejidades jurídicas, nuestra obligación es ver eso con el compromiso que esto lo sacamos la próxima semana con temas acotados»

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA