28 de noviembre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

A través de una carta dirigida al presidente del Partido Socialista, Álvaro Elizalde, un grupo de más de 50 mujeres militantes del PS manifestaron su rechazo a la candidatura a Gobernador Regional por Los Lagos de Francisco Reyes, quien renunció como Core para postular al cargo.

En la misiva, dirigida también al presidente regional, Fidel Espinoza y la vicepresidenta de la Mujer PS, Karina Delfino; parten cuestionando que «el Sr. Reyes, que en estos días cataloga su candidatura como de ‘aires nuevos para la región’, lo que no señala en su curriculum es  la serie de cuestionamientos de los que ha sido objeto, por su actitud arrogante y soberbia».

Consultado al respecto, Reyes afirmó que «esta es una evidente operación política para dañar la candidatura a días de la elección», anunciando que «sobre los juicios expuestos me referiré terminando el proceso eleccionario».

En la carta relatan como antecedente que cuando se desempeñaba como Seremi de Gobierno, «grupos feministas de la región pidieron su renuncia por el maltrato que ejerció en contra de la ex seremi de cultura de la región, perteneciente a las filas del PC, a quien denostó vía telefónica por desencuentros que se produjeron entre ambos, lo que fue un hecho de claro conocimiento público y que generó el reclamo formal del ex Presidente Regional del PC».

Sumado a eso, denuncian, «tuvo un trato vejatorio, humillante contra de varios de sus ex funcionarios (excepto por cierto los que eran de su entera confianza) siendo la actual concejal por la comuna de Fresia, Yoanna Ovando, quien sufrió en carne propia este tipo de acciones, que en nada se condicen con el espíritu socialista».

En conversación con Veritas Capitur, Ovando reafirmó los hechos denunciados y sostuvo que «tuve la mala suerte de trabajar en la Seremi de Gobierno cuando él estaba a cargo, siendo testigo muchas veces de denigraciones que hacía de demás compañeros y de mí misma. No me atreví a hablar en esos años, porque no eran escuchados los derechos de las mujeres «.

«En lo personal él me minimizaba, no me dejaba avanzar, sufriendo malos tratos de parte de él por temas quizás políticos, porque tal vez me veía como una amenaza política, no lo sé, pero fui víctima en varias ocasiones de los malos tratos que él tiene con las mujeres», relató.

Otro episodio que se destaca en la carta habría ocurrido meses atrás en medio de un Consejo Regional presencial realizado en Puerto Montt, donde la ex directora regional de la CONADI y actual secretaria regional del PS, Claudia Pailalef «fue objeto de un trato hostil y vejatorio» por parte de Reyes, «antecedentes que incluso llegaron a manos del Tribunal Supremo del PS, que en una actitud absolutamente tibia y sin investigación de ningún tipo, desestimó la gravedad de los hechos, no citando a declarar a la mesa directiva regional que fue testigo de dicho trato».

El diputado Fidel Espinoza afirmó que «deben hacerse responsables quienes lo nominaron en Santiago  para asumir una candidatura de esta envergadura», advirtiendo que «un partido declarado abiertamente feminista debe tener en la voz de su vicepresidenta de la Mujer Karina Delfino la más enérgica condena, pero hasta la fecha pese a que ella posee todos los antecedentes no ha dicho ni hecho nada».

Por su parte, la diputada PS por la zona, Jenny Álvarez, quien manifestó su apoyo público a Reyes, dijo desconocer los antecedentes descritos en la carta y afirmó que «el candidato está nombrado hace más de un mes, deberían haber tomado medidas las autoridades del PS por estas acusaciones».

Consultada si se debiera bajar su candidatura, la parlamentaria indicó que «eso solo le corresponde a los mandatarios que dirigen al partido, y todo esto siempre con los antecedentes necesarios, los cuales yo no tengo y espero me hagan llegar».

Llamado a la consecuencia

Marigen Hernández, integrante del Comité Regional del PS en Los Lagos y ex Encargada de la Oficina Comunal de La Mujer en la Municipalidad de Maullín indicó que «por sororidad y empatía, yo les creo a cada una de las afectadas señaladas en esa carta y las que no aparecen ahí,  porque, dicho sea de paso, existen más compañeras afectadas, y que también denunciaron en su momento (2015)».

En esa línea, Marigen enfatizó en las acciones que debería tener un partido que se declara feminista: «Se debe proceder como corresponde, aplicando sanción, amonestación o suspensión, según corresponda, pues, no se trata sólo de una Declaración de Principios, sino una forma de vida y de conducción de las directrices de nuestro Glorioso Partido», explicó.

Así, emplazó «directamente a quien tiene la conducción de la Presidencia de la Mujer hoy y a quien la tenía en el 2015, cuando aparecen las primeras denuncias, por qué no se procedió entonces y por qué no se ha hecho también ahora y se guarda silencio».

Eso sí, la militante de Maullín llamó a ser consecuentes, «porque ronda también, otra carta, de igual contexto, que se hizo pública en el 2015, en la que se repiten firmas, que en ese entonces defendían y brindaban su apoyo y respaldo al mismo aludido hoy, que ahora se le condena enérgicamente.»

«Qué pasó en ese entonces y qué pasa ahora, yo NO lo sé y no tengo la respuesta», enfatizó.

Así, añadió que «lo que SÍ sé, de lo que me hago responsable, y tengo muy claro, es: sí vamos a denunciar y levantar la voz, seamos objetivas, consecuentes y firmes, si hay que pasar facturas, será; si queremos rostros nuevos y no más de lo mismo, también; pero, actuemos en consecuencia, de nosotras depende, NO seguir validando ni perpetuando este tipo de liderazgos, que bastante mal han hecho al interior de nuestra institución y que tienen tan desprestigiada la forma de hacer política en nuestro país».

Veritas Capitur se contactó con Karina Delfino, Vicepresidenta de la Mujer PS, quien no contestó a los llamados ni mensajes del medio. 

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA