28 de febrero 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, reaccionó al fallo que emitió este viernes la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en que ordenó «tomar todas las medidas posibles» para «prevenir» un genocidio en la Franja de Gaza, asegurando que «la acusación no sólo es falsa, es indignante».

Recordemos que el fallo de la CIJ exigió también «adoptar medidas inmediatas y efectivas» para el acceso de ayuda humanitaria a Gaza.

Según declaró Netanyahu, «como todo país, Israel tiene el derecho básico a la autodefensa. El tribunal de La Haya rechazó con razón la escandalosa exigencias de privarnos de este derecho». Además, hizo hincapié en «el compromiso inquebrantable» de Israel con el Derecho internacional-

«El 7 de octubre, Hamás perpetró las atrocidades más horribles contra el pueblo judío desde el Holocausto, y promete repetir estas atrocidades una y otra vez. Nuestra guerra es contra los terroristas de Hamás, no contra los civiles palestinos», agregó.

En ese sentido, dijo que Israel está comprometido con facilitar el acceso de ayuda humanitaria a la Franja de Gaza y de «mantener a los civiles fuera del peligro».

Cabe señalar que las autoridades sanitarias gazatíes, controladas por Hamás, cifran en más 26.000 el número de palestinos muertos desde el pasado 7 de octubre.

Finalmente el primero ministro israelí insistió en que «estamos librando una guerra justa y la continuaremos hasta la victoria total, hasta que ganemos».