6 de diciembre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

La tarde del miércoles, la comisión política de la UDI decidió enviar al Tribunal Supremo del partido, a los cinco diputados que aprobaron el proyecto que autoriza el retiro de fondos previsionales, y pidió para ellos las “máximas sanciones”.

Conocida la medida, las criticas no solo surgieron desde la oposición sino también de senadores del gremialismo, como Iván Moreira, quien señaló que se trata de una medida de presión inaceptable.

La oposición, en tanto, anunció que presentaría una denuncia ante el Servel para que -mediante la ley orgánica constitucional de partidos políticos- se indague el comportamiento de la comisión política de la UDI. El recurso fue ingresado la mañana de este viernes por el diputado de la DC Gabriel Silber.

En el escrito, Silber señala que “ la actuación presidenta del partido Jacqueline van Rysselberghe y de su comisión política, es absolutamente ilegal ya que no sólo va contra texto expreso del artículo 36 de la Ley No18.603, sino que de sus propios estatutos, al pretender actuar con “ordenes de partido” con sus diputados, y amenazar a estos con sanciones por su votación en el hemiciclo”.

“Solicito al sr. Director del SERVEL ordene una investigación exhustiva a los procedimientos de la presidenta y de la comisión politítica de la Unión Demócrata Independiente (UDI) en relación con la aplicación de la “disciplina partidaria” aplicada a sus parlamentarios en cuanto ello implica dar “ordenes de partido” en las votaciones de los mismos en la las Salas del Congreso y aplique al efecto el máximo de sanciones establecidas en la Ley”, consignó Silber.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA