21 de febrero 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

El gobierno peruano declaró este lunes estado de emergencia durante dos meses en las provincias del norte del país, Trujillo y Pataz, ante al aumento de la criminalidad.

Así lo anunció el primer ministro del Perú, Alberto Otárola, quien explicó que «esta medida busca controlar definitivamente los altos índices delincuenciales que afectan la paz y la tranquilidad».

Entre los hechos a los que hizo alusión señaló que «el crecimiento de la minería ilegal en Pataz es descontrolado (…) nos enfrentamos a 20 bandas organizadas. Por eso se ha tomado la decisión que las Fuerzas Armadas intervengan con el escrupuloso respeto de los derechos fundamentales».

La medida contempla que el Ejército y la Policía tomen de manera conjunta con las autoridades locales el control interno de las provincias. Asimismo, se establece el cierre del comercio, suspensión de eventos sociales y espectáculos entre las 00:00 horas y las 04:00 horas.

Otárola además indicó que durante 2023 se registraron más de 30.000 delitos en Trujillo y «casi una muerte por día».