28 de noviembre 2022

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

Un trago amargo y seco para cientos de pobladores de la localidad de Cariquima, en la comuna de Colchane, ha sido el rechazo al apoyo en la distribución de agua potable solicitada por el municipio de Colchane, a la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior y Seguridad Pública (ONEMI), debido al déficit hídrico que por años se vive en este poblado habitado en su mayoría por adultos mayores aymaras.

Déficit hídrico recrudecido este invierno al congelarse y deteriorarse las estructuras de distribución de agua debido a las bajas temperaturas. Problema que el municipio de Colchane subsanó al distribuir agua potable mediante un camión aljibe arrendado gracias al financiamiento de ONEMI, solicitud que se realizaba a través de un informe denominado Alfa.

ONEMI rechazó este último informe ya que la Unidad de Fondos de Emergencia del Nivel Central de la Subsecretaria de Interior, declaró que se trata de, «un déficit hídrico y no a una interrupción de servicio de agua potable, ya que no se pudo configurar la emergencia no será posible contratar el servicio a través de ONEMI, como la región no está considerada dentro del déficit hídrico», Informaron vía mail desde ONEMI al municipio de Colchane.

Sequía

En septiembre del 2020 el alcalde de Colchane, Javier García, denunció el déficit hídrico que sufría esta localidad, al verificar en terreno la disminución del del caudal de la vertiente de captación, lo que se sumó al mal estado de los tanques de acopio de agua responsabilidad del proyecto de Agua Potable Rural de Cariquima, cuya directiva no se encontraba vigente.

Desde aquel entonces el municipio gestionó para que la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH) del Ministerio de Obras Públicas, (MOP) realizará acciones tendientes a solucionar esta problemática, institución que ha realizado diversos estudios, sin embargo, no se ha podido consensuar con las comunidades el acuífero de captación para el agua potable.

Para el alcalde de Colchane la resolución informada por ONEMI es incomprensible, «este organismo nos informa de una decisión tomada desde el nivel central, que condena a los pobladores de Cariquima a no contar con el derecho básico al agua potable. Más allá de presentar argumentos técnicos aquí necesitamos una respuesta política, estamos hablando de agua potable que en cualquier parte de Chile se consigue abriendo una llave y aquí se niega a los aymaras».

Para enfrentar esta situación el Municipio de Colchane presentó al Gobierno Regional un proyecto para financiar la adquisición de dos camiones aljibes, el cual fue priorizado por el Gobernador Regional, José Miguel Carvajal, quedando a la espera de los resultados de la licitación pública.