16 de julio 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

La Sala de la Cámara de Diputadas y Diputados aprobó y despacho al Senado este martes el proyecto de ley denominado “Ley Quédate”, que establece un permiso laboral para que los trabajadores puedan acompañar a personas en riesgo de suicidio.

Tras la aprobación, la diputada Camila Musante (IND), autora del proyecto, manifestó que “estamos muy contentos y contentas porque por una amplia mayoría, por 97 votos, se aprobó en la Cámara de Diputadas y Diputados nuestro proyecto de Ley Quédate, que es un proyecto de prevención del suicidio que establece un permiso laboral de acompañamiento a personas que están en riesgo de suicidio”.

En detalle, la parlamentaria explicó que se trata de “un acompañamiento que puede ser de 15 días, renovable por un periodo de 15 días más. Lo importante de este proyecto es que es un proyecto que nace para salvar vidas”.

En ese sentido, destacó que el proyecto promueve “la intención de poder acompañar a nuestros familiares, a esas personas que están pasando un momento difícil, complejo, doloroso y que hoy día en el derecho laboral, en el Código del Trabajo, no existe una herramienta y mecanismo para ausentarse. El Quédate es en doble sentido, es tanto para aquellas personas que están pensando quitarse la vida como para aquellos familiares que ven con mucha frustración e impotencia no poder acompañar a sus seres queridos en momentos complejos y difíciles”.

Por su parte, la diputada Helia Molina (PPD), patrocinante del proyecto, afirmó que “el tema de acompañamiento en salud mental es fundamental. Chile es un país que tiene una alta tasa de suicidios, muchos concentrados en ciertos grupos etarios. Entonces, la verdad es que es necesario que haya facilidades para que cualquier persona que esté en riesgo con diagnóstico psiquiátrico, con diagnóstico psicológico de riesgo de suicidio, pueda tener ese acompañamiento que es fundamental y necesario”.

Asimismo, precisó que “no es que cualquiera pueda decir ‘yo me quedo porque mi hijo quiere suicidarse’. No, esto debe tener un respaldo y creo que eso le da mucha seriedad al proyecto. También creo que es un modelo que puede utilizarse para otros problemas de alta magnitud y de alta gravedad y con riesgo vital”.

En tanto, el diputado Andrés Giordano (FA), integrante de la Comisión de Trabajo y Seguridad Social de la Cámara, también destacó la aprobación por amplia mayoría, aunque “lamentamos que haya parlamentarios que, a pesar de haber tenido una discusión y aprobación transversal en la Comisión de Trabajo, no entendieran que se buscaba atender situaciones que son gravísimas y excepcionales, que requieren una atención específica”.

“Tener una perspectiva laboral del permiso para acompañar y contener a personas en riesgo de suicidio, es de vida o muerte. Espero que este proyecto tenga una tramitación rápida en el Senado y hago un llamado a la Comisión de Trabajo a ponerle la misma urgencia y dedicación que le pusimos en la Cámara, para que pronto pueda ser ley», agregó.

Mientras que la diputada Marta González (IND-PPD), manifestó que “hoy día vemos que nuestra sociedad cada vez está menos empática y sobre todo esta carga principalmente de cuidados se la llevan las mujeres y la familia en general. Hoy día no tenemos una red de apoyos en salud mental, el acceso a la salud mental es difícil para la población y, obviamente, situaciones como estas son tremendamente angustiantes para la familia”. 

Desde la agrupación Sindicalismo con Nosotras, Débora Galarza, expresó que la tramitación representa “una real democracia porque actualmente podemos ser parte de la elaboración de los proyectos, aquí hay personas y jóvenes participando y eso es muy importante”.

Igualmente, destacó que “se ha votado por un no estás solo, estoy aquí contigo y voy a acompañarte en ese proceso y eso es importante. Es el crecimiento de una sociedad en conjunto que se apoya uno con otro y que también ha dado pie a que podamos hablar libremente de las ideas suicidas, de la salud de nuestra población, que son temas que tenemos que empezar a abordar y por eso agradecemos mucho estas iniciativas”.

A su vez, la directora del Observatorio de Salud Mental Chile, Danae Cerda, declaró que “este proyecto de ley es tan relevante que no solo tiene que ver con un permiso laboral, tiene que ver con salvar una vida, tiene que ver con acompañar y comprender a las familias de las personas que están afectadas por la ideación suicida, la cual hoy en día está creciendo exponencialmente.

“Como Observatorio de Salud Mental Chile hacemos un llamado a más de estos tipos de proyectos de ley que son acciones concretas, que no son ideas solamente, son acciones concretas que van a ayudar a prevenir, mitigar y reducir los riesgos psicosociales en la población chilena”, añadió.

Por su lado, el dirigente de la ONG contra el bullying, Nicolás Martínez de Fundación ATB, expresó que “nos topamos con la diputada Camila Musante y trabajamos al final un proyecto, una política pública que se basa en la comprensión, en la escucha, en la atención, en la humanización de la vida como tal, llevándola a la política, que es el sector donde se pueden generar los cambios”.

“Creo que es sumamente importante darle este espacio, estos puntos de prensa, ya sea en el Congreso, en la Presidencia, en cualquier parte donde al final se viva. Esa es la palabra, donde se viva. Con la diputada Camila Musante hemos recorrido todo el distrito: Peñaflor, El Monte, Melipilla, San Bernardo. Hemos ido a todas partes generando este espacio donde se habla del suicidio, donde deja de ser un tema tabú, donde no se habla de vida o muerte, simplemente se habla”, concluyó.