29 de febrero 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

  • El equipo nacional dirigido por Nicolás Córdova fue goleado 5-0 ante Argentina y así se aniquiló su sueño de llegar a París 2024. Una actuación que termino siendo más que decepcionante, vergonzosa

Por Sergio Gilbert J. de Revista El Ágora


Claro. Es un hecho que el fútbol chileno hoy no tiene nivel competitivo para pensar en desafíos mayores. Si La Roja, en cualquier categoría, se logra clasificar a un torneo internacional de fuste como un Mundial o unos Juegos Olímpicos, es porque los astros logran alinearse o, derechamente, tiene una suerte grandiosa. Porque jerarquía competitiva no tiene.

Pero, así y todo, duele ver cómo, cada vez más, las escuadras nacionales rozan el ridículo y la vergüenza, sentimientos que se renovaron con la decepcionante participación de la Sub 23 en el Preolímpico de Venezuela del cual quedó prematuramente eliminado, tras caer goleada en forma inmisericorde por Argentina por 5-0.

El equipo dirigido por Nicolás Córdova fue en su expedición en el clasificatorio a París 2024 un flancito, un globito, una de esas sustancias que se venden en las afueras de los colegios. Cero consistencia colectiva, y con una total ausencia de ideas para construir ofensivamente.

Más allá de la victoria ante Uruguay en la tercera fecha de la fase de grupos -y que se logró por la sola construcción de un buen contraataque- la escuadra nacional nunca mostró ideas, variantes ni solidez futbolística que le sirviera para algo más que tener la pelota (ante Perú) o contener al rival (frente a Uruguay).

Y ante Argentina ni siquiera tuvo eso Chile. Fue un espectro, un fantasma, un muerto viviente que no supo ni pudo resolver ninguno de los problemas que le presentó su rival desde el punto de vista táctico, ni menos desde el fino toque que le dieron a sus escuadra Barco, Almada, Echeverri y Solari.

Chile terminó su participación competitiva en el Preolímpico (le queda un partido este viernes ante Paraguay) sin más saldo a favor que un par de buenas actuaciones de dos jugadores (el arquero Vicente Reyes y el zaguero Jonathan Villagra) que podrían proyectarse en el mediano plazo en La Roja adulta.

Nada más. Cero. Un desastre. Uno más. Suma y sigue…

Jonathan Villagra, defensa de Unión Española, es uno de los que se puede rescatar del desastre en Venezuela.

PORMENORES

Torneo Preolímpico, fase de grupos, cuarta fecha.

Estadio: Polideportivo Misael Delgado (Valencia).

Público: 4.000 personas, aprox.

Árbitro: Alexis Herrera (Venezuela).

Chile (0): V. Reyes; J. Gutiérrez, J. Villagra, V. Vidal, M. Vásquez; C. Pérez, R. Cordero, V. Pizarro, L. Cepeda; D. Pizarro y A. Aravena. DT: Nicolás Córdova. Cambios: 62’, J. Fuentealba por Vásquez, C. Montes por Cordero y L. Assadi por Cepeda; 76’, E. Matus por Pérez.

Argentina (5): L. Brey; J. García, G. Luján, N. Valentini, V. Barco; J. Nardoni, E. Fernández; C. Echeverri, T. Almada; P. Solari y S. Castro. DT: Javier Mascherano. Cambios: 17’, J. Sforza por García; 63’, F. Redondo por Fernández, L. Goudou por Almada y B. Rodríguez por Echeverri; 75’, A. Quiros por Barco.

Goles: 44’ y 56’, Almada, el segundo de penal; 61’, Castro; 79’, Quiros; 90’, Goudou.

Tarjetas amarillas: Cordero y Cepeda (CH), Sforza y Valentini (A).