21 de febrero 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Mediante un comunicado de prensa, el Poder Judicial quiso «aclarar» el estado respecto a la compra de 22 automóviles marca Lexus ES300h, avaluados en en más de $50 millones cada uno.

Recordemos que estos vehículos de alta gamma se comprarían para renovar la flota de vehículos para los ministros de la Corte Suprema y el fiscal judicial.

En su comunicado, el Poder Judicial comienza señalando que «en relación a las publicaciones aparecidas en la prensa con ocasión de la decisión de la Corte Suprema de renovar los vehículos institucionales, es oportuno aclarar que el acuerdo sobre el particular fue adoptado luego de un procedimiento de evaluación iniciado con anterioridad por la Corporación Administrativa del Poder Judicial».

«Este proceso no ha culminado, por lo que aún no se han ejecutado los recursos fiscales que el Ministerio de Hacienda ha dispuesto para este preciso fin», afirman en el comunicado.

Además, en otro comunicado emitido posteriormente, informa que «en la votación del Pleno del máximo tribunal del día 2 de febrero pasado sobre la renovación de automóviles de los ministros de la Corte Suprema no participó el ministro Mauricio Silva Cancino, como erróneamente se registró en el acta respectiva».

«El ministro Silva Cancino señaló que fue el primero que en la discusión sobre este tema que se efectuó ese día en la mañana, hizo saber su opinión en contra de la selección del auto elegido y que en el Pleno de la votación, que se realizó ese día a las 13:00 horas, él no estuvo presente y por lo tanto no se pronunció sobre la materia», finalizan.