23 de mayo 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

La ANFP comunicó que a los involucrados en hechos de violencia en el Monumental que sean identificados se les aplicará derecho de admisión.

Por EL ÁGORA / Foto:PHOTOSPORT


La nueva versión del llamado Superclásico, el duelo entre Colo Colo y Universidad de Chile, los dos clubes más populares del fútbol chileno, se caracterizó por el bajo nivel del espectáculo futbolístico, pero también por los hechos de violencia protagonizados por ambas barras, en especial la de los albos.

Bengalas y toda clase de proyectiles lanzadas desde la Garra Blanca hacia los casi dos mil hinchas de la U que fueron admitidos, piedras que arrojaron estos últimos a la cancha, un cortaplumas que cayó cerca del jugador José Castro, cuando éste se encontraba atendido tras sufrir una grave lesión –rotura de ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda y menisco externo, que lo tendrá seis meses, al menos, alejado de las canchas-, agresiones denunciadas por dirigentes del club visitante, empañaron lo que se suponía una jornada de fiesta deportiva.

Este lunes, la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) señaló, por intermedio de un ncomunicado que “todas las personas identificadas realizando actos de violencia en el marco del encuentro recibirán la prohibición de ingreso a los estadios, conocido como derecho de admisión”.

La nota añade que “junto con eso, se está recabando la información e imágenes para presentar todos estos antecedentes al Tribunal Autónomo de Disciplina y a Carabineros de Chile para que los responsables sean sancionados”.

“El principal objetivo es que los involucrados en los incidentes no puedan volver a entrar los estadios del fútbol profesional, por haber infringido la Ley 19.327 sobre Derechos y Deberes en los Espectáculos del Fútbol Profesional”, explica el documento.

A su vez, Universidad de Chile indicó, a través de sus redes sociales, su molestia por los hechos ocurridos, indicando que “no queremos más acciones criminales y vandálicas en los estadios”.
“Piedrazos a los buses llegando al estadio, lanzamiento de objetos contundentes (hasta un cortaplumas) a jugadores y miembros del área médica, como también proyectiles a los hinchas, fue parte de lo que sufrimos ayer en Macul”, indicó Azul Azul.

Finalmente, pidió que “se adopten las medidas pertinentes y estos incidentes no se repitan. Además, informamos que nuestro club tomará las acciones administrativas y legales que correspondan en contra de los responsables”.