16 de julio 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

La ministra de Desarrollo Social, Karla Rubilar, llamó a los empresarios a poner de su parte en medio de discusión sobre Ingreso Mínimo Garantizado.

De esa forma, la secretaria de Estado reaccionó a la propuesta hecha ayer en el Encuentro Nacional de la Empresa (ENADE) por el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Juan Sutil, quien habló de la necesidad de asegurar el Ingreso Mínimo Garantizado para los trabajadores chilenos.

La ministra Rubilar valoró las intenciones de Sutil, pero al mismo tiempo le entregó responsabilidad a los empresarios del país, asegurando que también deben sumarse a las iniciativas que ha hecho el Gobierno para garantizar un salario mínimo.

«Hemos partido desde el Gobierno para que ningún trabajador gane menos de $300.000 líquidos. Pero los empresarios pueden y deben hacer mucho más», señaló la titular de Desarrollo Social.

El presidente de la CPC profundizó en su propuesta de Ingreso Mínimo Garantizado, el que podría alcanzarse a través de lo que él denominó como un impuesto negativo para cubrir la brecha salarial, el que sea financiado por el Estado.

Según Sutil, a diferencia de la burocracia, esto permitiría focalizar y hacer más eficiente el gasto en ayudas sociales, y »sentarnos a mirar aquellas cosas que hace mal el Estado respecto de muchos programa».»Creo que esta es una buena manera de fomentar la formalidad», agregó.

En conversación con Radio Universo, el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, concordó con la importancia de aumentar la formalidad laboral, pero también indicó que »hay que seguir en la lógica del Ingreso Mínimo Garantizado, ampliándolo, de forma tal de generar un piso de seguridades».