21 de mayo 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

  • Alejado de su familia, que se quedó en España, el entrenador que fue contratado por Chile hace ya casi 11 años, muestra los frutos de un proceso serio y bien llevado

Por Pedro Lira Bianchi de Revista El Ágora


En la laguna de San Pedro de la Paz, cerca de Concepción, y estando aún en pleno desarrollo el remo de los Juegos Santiago 2023 (falta la jornada de este miércoles 25), el equipo de Chile, damas y varones, ya se coronó como el país con más medallas en la especialidad, sumando tres oros, tres platas y dos bronces.

Con este contexto, si las mellizas Melita y Antonia Abrahams triunfan este miércoles en su mejor prueba, el doble par de remos cortos, para la que ya clasificaron a los Juegos Olímpicos de París 2024, Chile superará los triunfos conseguidos en Lima 2019. Y no olvidemos que también podría haber una medalla en el 8+ mixto.

¿Qué ha hecho Chile para que el remo campeone en dos Juegos Panamericanos consecutivos?

La respuesta se llama Bienvenido Front (66 años). Él es un entrenador español que fue contratado por Chile hace ya casi 11 años. Lo hemos conocido en toda su humanidad y afabilidad. Es muy especial. Tiene a su esposa y dos hijos en España y él vive solo en Chile, en una casa de la laguna de Curauma, donde se halla el Centro de Alto Rendimiento del Remo. Se ven dos veces al año.

Bienvenido practicó remo y natación desde niño, que lo ayudaron a caminar. Explica: “Desde los 6 hasta los 10 años usé silla de ruedas por una polio en mi pierna derecha, luego tuve una prótesis. Entonces, gracias al deporte y a esa limitación, puedo caminar y todas mis energías las he dedicado a entrenar y ayudar a los deportistas a conseguir sus mejores éxitos”.

Del remo chileno conversó con Tribuna Andes a inicios de 2023, horas antes de viajar a una concentración de tres semanas en Portillo, rito que realiza todos los años. “El trabajo en altura es muy importante y sumándole a eso las mediciones científicas constantes, tener seis centros de desarrollo en el centro-sur del país, un plan de desarrollo de alto nivel y formar técnicos de excelencia, es posible -afirma- que a Chile le vaya muy bien en los Juegos Panamericanos 2023”.

Le preguntamos sobre los resultados para los Panamericanos de Santiago 2023. Respondió: “La meta es mejorar lo hecho en Lima 2019. Tenemos claro que sin metas no hay objetivos. Estamos conscientes que Santiago 2023 será una fiesta mayor porque se hará en casa y aquí estará lo mejor del remo chileno y panamericano. Entonces -agregó-, nuestra visión es alcanzar las metas que nos hemos propuesto y realizarlo en casa será para no olvidarlo nunca. Los deportistas están claros que no pueden dejar pasar esta oportunidad. El equipo está muy bien preparado”.

Dicho y hecho. Su afirmación y pronóstico ya está cumplido. Los deportistas y entrenadores(as) de Valparaíso, Concepción, Constitución, Valdivia y Puerto Montt lo respetan, estiman y quieren mucho. Es que Bienvenido Front cambió profundamente las estructuras del remo chileno. Hay que atreverse a afirmar que por cada peso que ha invertido el Estado de Chile en el remo en los últimos años, la ganancia ha sido, al menos, del mil por ciento o más.

Para este español, el trabajo en equipo es imprescindible. También lo es el trabajo de la medicina y las ciencias con mirada integral. “Todo ello -insiste- creyendo en los profesionales chilenos de distintas disciplinas médicas, científicas y creer también en los cuerpos técnicos locales, que se han perfeccionado y hoy conformamos un equipo afiatado en el país”.

Para que conozcamos un poco más a Bienvenido Front, algunas de sus ideas en torno al deporte de alto rendimiento, en lo general y en Chile en particular.

-¿Qué significa para usted el uso de las mediciones científicas en la vida de un deportista?

“Las mediciones científicas son muy importantes. A los deportistas se le exigen 30 horas de entrenamiento semanal. Eso es un alto nivel de esfuerzo. Las mediciones son indispensables, porque van mostrando cómo reacciona el organismo humano ante cada estímulo y exigencia, en entrenamiento, descanso, en competencia. Así, invertir en ciencias del deporte es vital. Ante la exigencia del alto rendimiento en lo fisiológico, cardiológico, el movimiento corporal, lo sicológico y nutricional, las ciencias es un visor del interior del cuerpo y de la mente”.

-Si deja Chile luego de Santiago 2023 o París 2024, ¿cuál será su legado?

“Con el Estado y la Federación Chilena de Remo se planificó levantar una infraestructura relevante para este deporte en varios lugares del país; se han formado técnicos que están en terreno buscando deportistas, formándolos y conduciéndolos hacia el alto rendimiento; todos están conscientes del papel que juegan las ciencias en el desarrollo de un deportista; hay un plan de largo plazo que ha tenido continuidad y que aporta confianza mutua entre otras razones porque hay logros nacionales e internacionales; aunque me vaya físicamente de Chile, siempre estaré presente a la distancia, aportando desde lejos porque los 10 años aquí estarán conmigo el resto de mi vida”.

-¿Le evoca algún pensamiento o sentimiento el fisiólogo Luis Niedmann?

“Claro que sí. Él ha sido un profesional poco aprovechado en Chile. El remo le debe mucho al profesor Niedmann, aprendí mucho a su lado. Para agradecerle, estuvimos presentes el día en que el CAR puso una placa en el ingreso del Laboratorio de Fisiología, que desde el 2022 lleva su nombre. Luis Niedmann estuvo en una ocasión tres semanas en Portillo y también estuvo tres semanas antes de los Odesur de Cochabamba; otro tanto con Jorge Cajigal, de quien no entiendo por qué el 2021 prescindieron de sus servicios en el CAR si es lo mejor que hay en Chile”.

-¿Qué le falta a Chile para despegar en el alto rendimiento?

“Chile no tiene del todo claro a qué jugar en el alto rendimiento. Es necesario que un país priorice sobre la base de una categorización. Hay que estar siempre evaluando a los entes deportivos en su gestión. Por tanto, hay que ser más selectivos. Eso implica saber en qué es mejor Chile, cuestión que puede variar. En el alto rendimiento de Chile, como se hizo en España, hay que tener centros médicos para atender, prevenir, medir y curar a los atletas; hay que invertir mucho en ciencias y medicina del deporte, que existe en Chile, pero estamos aún atrasados en eso”.

-¿Puede el “modelo del remo” ser replicado en otras federaciones chilenas?

“El remo nacional aplicó un modelo que existe en muchos países y no sólo para el remo. Lo adecuamos a la realidad nacional. Por tanto, hoy somos excepción, pero podrían ser muchas otras entidades la que lo adecuaran a su realidad. Ministros y ministras nos han pedido ayuda para exponer el sistema, pero parece que a casi nadie le interesa. Este sistema requiere trabajo y dedicación. Si a lo que se tiene en Chile agregamos priorización y más ciencias, estaremos mucho mejor. El ejemplo del remo está sobre la mesa”.