19 de mayo 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

  • El técnico albo comentó el tema durante la conferencia de prensa de este viernes, señalando que “cuando se cometen errores que perjudican al grupo, hay que tomar medidas”

Por Revista El Agóra


El entrenador de Colo Colo, Gustavo Quinteros, golpeó la mesa y eliminó de la lista de convocados para el Superclásico a Jordhy Thompson y Damián Pizarro, comentando que “los jugadores de fútbol tienen una vida privada donde cometen errores y cuando perjudican al grupo, hay que tomar medidas”.

La decisión pasa porque ambos jugadores protagonizaron una pelea mientras disputaban un encuentro de futbolito en el barrio y de la que circula un video en las redes sociales.

“Tengo conocimiento. Lamentablemente cometieron errores. Ninguno de los dos van a ser convocados para mañana”, confirmó Quinteros en la conferencia de prensa de este viernes, previa al encuentro de este sábado, pactado para las 15:00 horas en el estadio Santa Laura.

“Tenemos experiencia, no sólo en este país, sino que en varios”, agregó el técnico. “Lamentablemente hay chicos que están muy bien preparados, educados, formados integralmente y no sólo juegan bien, sino que tiene una formación con la que no cometen estos errores. Otros sí”.

Luego comentó que “el amor por el fútbol los lleva a estos errores, a jugar partidos donde no se debe, en una semana o días cercanos a un partido importante. Se equivocaron, pidieron perdón y no serán considerados. No sé cuándo volverán. Dependerá del trabajo de ellos, de su compromiso con el equipo y demás”.

A modo de explicación de la medida adoptada, Quinteros manifestó que “esto trae consecuencias, porque hay jugadores preparados y esperando la oportunidad. Se le abre la chance para los que merecen jugar, que trabajan bien y que cuando han jugado lo han hecho de buena manera. Espero que mañana estemos a nuestro mejor nivel y los reemplacemos de la mejor forma”.

Aclaró que habló con ambos jugadores. “Ellos están arrepentidos, pidieron perdón, pero creo que la juventud y la inexperiencia, y la pasión de jugar al fútbol en un grupo de amigos que los llevan por un camino que no deberían, les ha provocado todo esto. Si bien no es un error tan grave, perjudica al grupo”.

Dejó en claro, eso si, que “ambos entrenan al 100 por ciento, nunca dejaron de hacerlo. Siempre hicieron todo lo posible para jugar y por eso lo hicieron. Fue un error, espero que no vuelva a suceder con ningún joven y en el futuro ayudará que corrijan esto y transiten por el camino del profesionalismo al 100 por ciento”.