27 de mayo 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

  • Luego de igualar sin goles con La Calera, la Universidad Católica ganó su tercer título nacional consecutivo y abrazó su estrella número 15. 

Por MATÍAS ALCÁNTARA


Merecido campeón, porque desde el arranque del torneo la UC se mantuvo en la cima de la tabla, soportando de manera ejemplar una pandemia que no la desenfocó del objetivo. El partido contra La Calera no será recordado como lo más destacado de la campaña, pero sí como el encuentro que coronó una temporada distinta.

Al frente tenía al único equipo que podía aguarle la fiesta, un cuadro que llegó a San Carlos con la ilusión de ganar para estirar el suspenso hasta la última fecha. Y si bien a ratos rozó la victoria, finalmente la UC -que también pudo haber ganado-, logró proteger un resultado que le permitía celebrar.

El encuentro fue tenso, a ratos jugado con mucha intensidad. La Calera intentó imponer las condiciones pero la Católica estuvo más cerca de concretar, al menos en la primera etapa con dos llegadas muy claras: asistencia de Puch que dejó solo a Zampedri, pero el goleador elevó en plena área chica, y cabezazo de Huerta neutralizado con lo justo por el meta Arias.

La Calera, aprovechando la claridad de Castellani en la distribución, intentó llegar fundamentalmente por el sector derecho, donde Andía y Valencia complicaron a Cornejo. Wimberg, por su parte, estuvo más preocupado de contener a Fuenzalida que de hacer daño.

En la segunda fracción La Calera salió a jugar con más agresividad, ante una Católica que mantuvo la calma y la tranquilidad, entendiendo que cero en su arco le permitía avanzar hacia el título, al mismo tiempo que transcurrían los minutos. Aunque no por eso sin sufrir, pero como en toda la campaña tuvo a un arquero que evitó al menos un gol por encuentro. En esta oportunidad Dituro se lo atajó a Viches, que estuvo muy cerca de anotar con un remate de media distancia. La otra llegada clara del visitante llegó con un remate que desvió Huerta y que se fue apenas elevado.

Con el rival jugado en ofensiva, la UC tuvo espacio para contragolpear, sin embargo la llegada más clara que tuvo en el complemento llegó con un cabezazo de Zampedri, luego de un tiro libre a centímetros del área y de la línea de fondo.

Un campeonato que no merece discusión, porque además cuando Católica bajó la guardia ningún escolta tuvo la fortaleza para darle caza. Ni siquiera acercarse menos de tres unidades, al punto que si la UC perdía este compromiso con La Calera, seguía dependiendo de sí misma en la última fecha.

Un título no se gana de casualidad, un tricampeonato mucho menos. Es el justo premio para una institución que en el plano local no tiene rivales. Un equipo que en los últimos cinco años ganó igual número de torneos nacionales.

PORMENORES:

Estadio San Carlos de Apoquindo

Árbitro: Roberto Tobar

U. Católica 0: Dituro; Rebolledo, Astaburuaga, Huerta, Cornejo (89′, Parot); Saavedra; Fuenzalida (75′, Núñez), Aued; Lezcano, Zampedri, Puch (90+4′, Valencia). DT: Ariel Holan.

La Calera 0: Martín Arias; Andía, Ch. Vilches, García, Wimberg; Leiva (87′, Rodríguez), Laba, Valencia; Castellani (65′, Cordero); Vargas, A. Vilches (78′, Stefanelli). DT: Juan Pablo Vogvoda.

Tarjetas amarillas: Cornejo y Zampedri (UC); García y Laba (LC)