6 de febrero 2023

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Durante el segundo gobierno del ex presidente Sebastián Piñera, funcionarios del ministerio de Economía realizaron una intervención a favor del proyecto minero Pampa Camarones ante el Servicio Nacional de Geología y Minería de Chile (Sernageomin): proyecto que está vinculado a la familia del ex jefe de Estado.

Así lo informó Ciper Chile, que accedió correos electrónicos que envió al Sernageomin -en 2018- la Oficina de Gestión de Proyectos Sustentables, que tenía como objetivo apresurar trámites y autorizaciones para proyectos de inversión.

Uno de los correos fue escrito por Jorge Geldres Bacigalupo, asesor del ex ministro de Economía, José Ramón Valente, y consultó en su momento por el avance de la tramitación del proyecto, intentando advertir de una eventual «fuga» de los inversionistas si es que el proyecto se atrasaba.

«El titular está contra el tiempo debido a que los inversionistas pusieron deadline (plazo) el 15 de diciembre para tener el método de explotación. Si no, se deben buscar nuevos inversionistas, y con ello se retrasaría la puesta en marcha del proyecto. Les pido si nos pueden apoyar con esto por favor», señaló Geldres en el correo.

Resulta que algunos de los inversionistas eran -precisamente- la familia Piñera Morel, que jugaban dicho papel mediante los fondos de inversión privado (FIP) Esperanza, Coinversión Minera Activa Tres y Pampa Camarones; pero esta última fue reemplazada por otra sociedad por acciones, donde la familia ex presidencial estaba vinculada mediante Inversiones Santa Cecilia.

El reportaje indica que los destinatarios del e-mail eran Pablo Rivas Muñoz, subdirector nacional de Minería de Sernageomin de la época y Jorge Vargas Villar, también funcionario de dicho organismo en esos años; y fue copiado a otro asesor de la cartera de Economía, Agustín Eyzaguirre Prieto.

Con todo, el correo podría justificarse puesto que no existe registro alguno de que haya habido un encuentro entre los ejecutivos de la empresa minera con los asesores del Ministerio de Economía, pese a la Ley de Lobby, que establece que deben estamparse dichos respaldos. En otras palabras: no hay nada que explique cómo los asesores de la cartera en cuestión se enteraron del plazo impuesto por los inversionistas.

En otro correo enviado el 4 de diciembre de 2018, Geldres escribió: «Proyecto Pampa Camarones: RPM-19.1_5844. Se entregaron respuestas a las observaciones el día viernes 30 de noviembre. El evaluador es Milo Boch, se requiere respuesta con mayor celeridad posible, dado que podrían perder a los inversionistas».

Una semana después, el otro asesor del Ministerio de Economía, Agustín Eyzaguirre Prieto, envió otro correo, que señala: «¿Tienes finalmente una estimación de cuánto puede demorar el trámite?», consultó.

Jorge Vargas Villar, entonces subdirector de Minería de Sernageomin, le contestó que «considerando la carga que tiene el ingeniero y la fecha de ingreso de la información al servicio (3 de dic de 2018), vemos muy difícil tenerlo evaluado al 15 de diciembre, haremos los mejores esfuerzos por trabajar con celeridad pero un plazo de 12 días calendarios se sale de todo estándar».

Esta no es la primera vez que el proyecto de Pampa Camarones es objeto de polémica, puesto que en otro reportaje, Ciper asegura que durante el primer gobierno de Piñera, Corfo aportó US$23,2 millones a proyectos mineros en los que participaba la familia del ex mandatario, pero Inversiones Odisea -sociedad de los Piñera Morel- desmintió la información asegurando que ni «la familia Piñera Morel, ni ninguna sociedad relacionada con ella, participa ni ha participado como aportante en ningún fondo destinado a minería que cuente con financiamiento de Corfo».