21 de febrero 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

  • El «mecenas» aportará sus propiedades para avalar los $100 millones que exige la Justicia como fianza al jugador de Colo Colo sometido a arraigo nacional por femicidio frustrado contra su ex pareja

Por Revista El Ágora


Este jueves se decidirá la suerte del futbolista de Colo Colo, Jordhy Thompson, imputado por violencia de género y sometido a arraigo nacional, respecto a su intención de dejar el país para jugar el Rusia.

De acuerdo al abogado que defiende su causa, José Guillermo Mendoza, sólo falta gestionar un documento que se presentará hoy para culminar el trámite que le  permitirá aprovechar la garantía de pagar una fianza de 100 millones de pesos para abandonar el país.

Esa medida cautelar excepcional –y cuestionada incluso por el Ministerio de la Mujer-, posibilitará que pueda viajar a Rusia para firma por el club Orenburg, que pese a todo mantiene su interés en contratarle.

El futbolista de Colo Colo había conseguido que el Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago dejara sin efecto el arraigo nacional dispuesto en la causa por femicidio frustrado en contra de su ex pareja, Camila Sepúlveda.

Ello lo faculta a cancelar $100 millones como fianza para salir del país y firmar por el Orenburg de la Liga Premier de Rusia, en calidad de préstamo.

Financistas anónimos del fútbol

A través de sus redes y de sus cercanos en Colo Colo, Thompson se había quejado de no contar con ese dinero para salir del país. Oficialmente, se dijo que Colo Colo ni el representante del jugador estuvieron dispuestos a “quemarse” públicamente apoyando el financiamiento de esa fianza.

“La idea era que ese monto se redujera a la mitad, pero resulta que Colo Colo nos notificó que no pondrá un peso”, revelaron desde el entorno de Jordhy Thompson.

“Por eso, no podíamos pedir una disminución del 50%, porque tampoco nos alcanza para cubrir esa suma. El escenario cambia completamente porque Jordhy ni siquiera tiene un cuarto de plata que pidieron”, agregaron los amigos de Thompson.

Sin embargo, finalmente encontró una fórmula de salvación que le permitirá dejar el país si hoy es refrendada por el Tribunal. Según reveló Chilevisión, la solución fue apelar a una tercera persona que respaldó con bienes raíces el monto total fijado. Es decir, a través de un «financista» anónimo que actuará como aval podrá cubrir la importante suma, para seguir su carrera en Europa.