29 de noviembre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

Frente a la falla en el envasado del anticonceptivo Anulette CD que trajo como consecuencia embarazos no deseados, el Colegio de Químico-Farmacéuticos y Bioquímicos de Chile,  exhortó a asumir sus responsabilidades tanto a las empresas del grupo Grünenthal como a la Autoridad Sanitaria.

A través de un comunicado, el gremio llamó «a conformar de manera urgente un equipo de apoyo y acompañamiento para las mujeres afectadas».

La presidenta de la orden profesional, Ana Victoria Nieto es enfática en señalar, “el responsable principal de los productos defectuosos, es el titular del registro sanitario Laboratorios Silesia S.A. y el laboratorio fabricante Laboratorios Andrómaco S.A., ambos del Grupo Grünenthal«, afirmó.

Señaló también que “las faltas a las buenas prácticas de manufactura deben ser fiscalizadas, investigadas y sancionadas por el Instituto de Salud Pública, como lo mandata la ley. No obstante, los efectos de este problema de producción tienen un impacto que va más allá de lo tecnológico, es un problema gravísimo de carácter social”.

El Colegio Profesional, considera que la prioridad es evaluar exhaustivamente la magnitud del problema, para establecer con prontitud los canales necesarios de comunicación para el acompañamiento de las usuarias en la red asistencial de Atención Primaria de Salud. “Sin embargo, a la fecha, todavía no está claro el universo de las usuarias afectadas, su rango etario y otras consideraciones”, explicó la Presidenta del Colegio.

“En la determinación del tamaño de la familia y en la voluntad de tener un hijo importan aspectos íntimos, afectivos, sociales, laborales y otros imposibles de dimensionar, por lo que ante esta grave falla que impacta las vidas y familias, es indispensable que se otorgue una compensación económica y se les apoye y acompañe caso a caso en la decisión que tomen. El laboratorio y la Autoridad Sanitaria deben asumir responsabilidades ante las usuarias”, dijo Ana Nieto.

“Los servicios de atención de salud sexual y el acceso a anticonceptivos no son opcionales, son esenciales y deben mantenerse en cualquier situación (incluso en pandemia), ante esto el Estado también es responsable. Lo sucedido con la serie defectuosa de Anulette CD, es sólo una muestra de un problema mucho más grande: nuestra deficiente política pública respecto a la salud sexual y reproductiva”, agregó la representante del Colegio de Químico-farmacéuticos.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA