21 de abril 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

El Banco Central, en su Reunión de Política Financiera, acordó no activar el Requerimiento de Capital Contracíclico (RCC).

El RCC es un requerimiento al sistema bancario de carácter macroprudencial, cuyo objetivo es aumentar su resiliencia frente a escenarios de estrés severos, producto de riesgos de carácter sistémico.

La decisión fue adoptada por la unanimidad de sus miembros. Se consideró que, pese a vulnerabilidades focalizadas en algunos sectores y un entorno internacional más complejo, el análisis de riesgo sistémico muestra que la banca posee holguras suficientes para hacer frente a escenarios de tensión severos.

En lo externo, el ente emisor destaca que «se ha consolidado un escenario donde la política monetaria a nivel global se ha ido tornando más contractiva, ante una inflación que se ha elevado y se ha vuelto más persistente. El apetito por riesgo ha disminuido, fortaleciéndose el dólar estadounidense».

Por otra parte, en el ámbito local, el Banco Central indica que «la economía ya inició el proceso de ajuste de los desequilibrios acumulados en 2021. A lo largo de esta fase del ciclo, la brecha se reducirá y transitará hacia niveles negativos. Asimismo, se observará una disminución del gasto y la actividad económica, mientras que la inflación descenderá desde sus elevados niveles actuales a valores compatibles con la meta de 3%. La política monetaria ha adoptado un nivel contractivo acorde con este escenario».

En ese sentido, señala que «con todo, el déficit de cuenta corriente se mantiene elevado, con un mercado de capitales menos profundo, lo que reduce la capacidad de la economía para acomodar presiones financieras externas. Ello se refleja en la alta volatilidad del tipo de cambio y de las tasas de interés de largo plazo. En cuanto al costo de financiamiento en moneda extranjera, este ha aumentado en lo más reciente».

Por último, en relación con el crédito bancario, «los datos del tercer trimestre muestran un crecimiento negativo. La razón del crédito a PIB se mantiene bajo su tendencia histórica y no se espera un repunte significativo en el corto plazo. La Encuesta de Crédito Bancario da cuenta de una oferta que permanece restringida y una demanda que se percibe debilitada».