23 de mayo 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Un tribunal de Minsk, la capital de Bielorrusia, condenó este viernes al Nobel de la Paz Ales Bialiatski a 10 años de cárcel.

La jueza Marina Zapasnik consideró culpables a Bialiatski y a otros dos activistas de derechos humanos de la organización Viasna, de contrabando de un grupo organizado y financiación de acciones colectivas que atentan gravemente contra el orden público.

Bialiatski, un activista prodemocracia nacido en Rusia en 1962 y fundador del grupo de derechos humanos Viasna, quien brindó servicios legales y financieros para ayudar a los manifestantes que participaron en la ola de protestas contra el régimen de Alexandr Lukashenko en 2020, asegura que es perseguido por razones políticas.

El ganador del Nobel de la Paz, quien además es vicepresidente de la Federación Internacional de Derechos Humanos, ganó en 2022 el premio junto a la ONG rusa Memorial y a la organización ucraniana Centro para las Libertades Civiles.

Viasna precisó que los otros dos activistas encarcelados y juzgados son Valentin Stefanovitch y Vladimir Labkovitch, quienes fueron condenados a nueve y siete años de prisión, respectivamente.

La líder opositora bielorrusa Svetlana Tijanovskaya, quien se encuentra en el exilio tras ser perseguida en su país y quien compitió por la presidencia bielorrusa en 2020, criticó la decisión de la justicia y aseguró que lo ocurrido es solo “un juicio falso”.

“Debemos hacer todo lo posible para luchar contra esta vergonzosa injusticia y liberar a los condenados”, agregó.

Grupos de derechos humanos afirman que en Bielorrusia existen todavía unos 1.500 prisioneros políticos, muchos de ellos arrestados durante las masivas protestas de 2020 que surgieron cuando Lukashenko se declaró vencedor -con el 80% de los votos- en unas elecciones que tanto Occidente como la oposición bielorrusa consideran fraudulentas.

Deutsche Welle.