22 de julio 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

El Tribunal Supremo israelí resolvió este martes, en voto por unanimidad, poner fin a la exención militar para los judíos ultraortodoxos y ordenó que se enlisten en el Ejército.

Según declaró el presidente del máximo tribunal de Israel, Uzi Vogelman, «en medio de una guerra agotadora, la carga de la desigualdad es más dura que nunca y exige una solución».

Recordemos que los ultraortodoxos se han manifestado en distintas ocasiones contrarios a la medida, organizando protestas y concentraciones y que parte de ellos son críticos del Estado de Israel y simpatizante de palestinos.

De esta forma, el Supremo acogió uno de los argumentos que ya había sido esgrimido durante el pasado mes de febrero, y que señala que «no existe base legal para excluir a los hombres ultraortodoxos del reclutamiento» y que de no servir en el Ejército deberían perder beneficios estatales, como subvenciones educativas y asistencias social.

Cabe precisar que el fallo plantea comenzar el proceso de reclutamientos con 3.000 religiosos de un universo de 63.000.

Por su parte, el líder del partido de judíos ultraortodoxos Shas, Aryeh Deri -aliado de Netanyahu-, afirmó que «no hay poder en el mundo que impida al pueblo de Israel estudiar la Torá y cualquiera quien lo intentó en el pasado, fracasó estrepitosamente (…) ninguna sentencia arbitraria abolirá la comunidad de eruditos en la tierra de Israel».

La decisión del Supremo tensiona las relaciones en la coalición oficialistas ya que los ultraortodoxos representan 18 escaños en el parlamento israelí. Hasta el momento, ni el primer ministro Benjamín Netanyahu ni otras de las principales autoridades han comentado la resolución.