Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

Cuando el cuadro popular dejaba atrás un más que discreto primer tiempo, pero carecía por completo de claridad para vulnerar el arco de Deportes La Serena, una mano de Benítez, que el pito Cabero no había visto, le aclaró el panorama a un elenco popular que en ofensiva mostraba muchos puntos bajos.

Por EDUARDO BRUNA de El Ágora.

El mismo VAR, otra veces criticado y puesto en tela de juicio, fue esta vez en ayuda de Colo Colo, que superando un más que discreto primer tiempo, en la segunda etapa se volcaba con todo sobre el arco rival. Tras un tiro de esquina, luego de una buena atajada del portero López ante violento remate de Solari, el balón fue a la mano del paraguayo Benítez, ayudando a su defensa en la marca de Zaldivia. El pito Cabero no había cobrado la pena máxima, pero, advertido desde la cabina superior, fue a mirar la incidencia y entonces no tuvo dudas: marcó la pena máxima que, ejecutada por Morales, le aclaró el panorama al “Cacique” para finalmente imponerse por 2-0 a Deportes La Serena, en el Monumental.

Ya en tiempo de descuento, y cuando se consumían los 5 adicionados por el árbitro, en una de sus pocas jugadas meritorias Costa metió un gran pase profundo para el juvenil Arriagada, que al igual que en la fecha anterior disputada por Colo Colo, frente a Huachipato en el estadio CAP, aprovechó la oportunidad para con toda frialdad, incluso soportando un tirón de camiseta, convertir el gol que liquidaba definitivamente el partido a favor del cuadro popular.

De acuerdo a lo visto en el primer tiempo, pareció que Colo Colo repetía, una vez más, sus pobres actuaciones en su cancha en lo que va corrido del campeonato. Y es que, salvo ese triunfo frente a la U, no había podido celebrar ni ante Unión Calera, O´Higgins y Palestino. Lo mejor del “Cacique”, estaba claro, había sido producto de su solidez como forastero.

Y es que Deportes La Serena, sin llevar mucho peligro, durante esa primera etapa había sido superior, con el simple expediente de marcar bien, anticipar bien seguido, para luego cuidar el balón haciéndolo circular con criterio. Colo Colo dejaba claro que, ausente el Colorado Gil, carece de otro jugador de parecida claridad y calibre. Es más: eran más los jugadores albos que defeccionaban que los que mostraban un buen nivel.

Rojas y Suazo, los laterales, aparte de tener problemas en la marca tampoco producían mucho con el balón en los pies. De hecho, Suazo sigue equivocándose a cada rato en la entrega. Costa, como siempre poco claro y enredado, no era capaz de transformarse en el conductor que el elenco popular necesitaba. De ahí hacia arriba, Colo Colo era bien poquita cosa, porque Rodríguez sólo mostraba destellos, Solari no ha repetido lo que hizo en el torneo y anterior y Morales… bueno, definitivamente Morales no es jugador para Colo Colo.

Salvo un remate desde fuera del área, en el primer tiempo, y la anotación del penal, su actuación era como para haberlo dejado en los camarines terminado el primer tiempo. Con mayor razón luego que, en el último minuto de esa etapa, evidenciara su absoluta torpeza luego que un buen pase profundo de Fuentes lo dejara mano a mano con el arquero.

¿Qué quiso hacer Morales? No se sabe. La única certeza es que pifió de manera lamentable, como había pifiado antes en una incidencia muy similar frente a Unión La Calera.

La segunda etapa, en cualquier caso, mostró a un Colo Colo mejor parado en la cancha y peleando el balón como no lo había hecho durante todo el primer tiempo. Y eso ya frenó a un Deportes La Serena que, además, había perdido tempranamente al “Chupete” Suazo, al parecer por un desgarro.

Si bien el cuadro nortino lo había hecho mejor que su oponente en el primer tiempo, careció de grandes ocasiones de anotar. Los apuntes sólo registran ese centro de Díaz, en el minuto 8, que se transformó en remate al arco, obligando a Cortés a mandarla al córner con la punta de los dedos. Obvio: todos recordaron el gol de Cornejo que el día anterior le había dado el triunfo a Universidad Católica frente a Wanderers, en Valparaíso.

Aparte que a Deportes La Serena la paridad no le disgustaba para nada, hubo en claro cambio de “chip” en el elenco albo para afrontar la segunda etapa. Sus jugadores mostraron una agresividad en la marca que hasta ahí se había echado de menos. El problema fue el de siempre: cuando un equipo que va conformando con el empate al correr de los minutos, y sus cargas se van haciendo cada vez más esporádicas, cualquier error o inspiración del rival dejan todo ese esfuerzo convertido en nada.

Pero era tal la ineficacia de los delanteros albos en los últimos metros, que pareció que Deportes La Serena se fue convenciendo más y más de que no tendrían por dónde entrarle. Entre ineptitud y malas decisiones, corrían los minutos con una ambición alba que era inversamente proporcional a sus recursos.

La pregunta lógica era: ¿qué espera Quinteros para mover piezas en ataque? Porque estaba Claro que Solari más perdía que ganaba, que Rodríguez sólo ofrecía chispazos y Morales no era –y nunca ha sido- un jugador capaz de resolver problemas por si solo. ¿Costa? Contribuía mucho más a parar el juego que a acelerarlo.

El técnico albo sorprendió a todos cuando su gran modificación fue sacar al juvenil Soto para la entrada de Alarcón. Salvo que el muchacho estuviera lesionado, o físicamente no diera más, lo que Colo Colo necesitaba en ese momento era intentar con alguna variante ofensiva que le desordenara los papeles a un Deportes La Serena que de mitad de cancha en adelante prácticamente no existía.

Así hasta que llegó ese penal registrado por el VAR ante mano de Benítez, jugada providencial que contribuyó a aclararle el panorama al Cacique y que, concretada por Morales, produjera el milagro de ser nominado el delantero como “la figura”. Definitivamente, estamos todos locos…

El ingreso de Arriagada por Morales, cuando se cumplían los 90’ reglamentarios, pareció una tomada de pelo de Quinteros al muchacho, sólo que este, con mucha más frialdad, cerebro y capacidad que Morales, aprovechó la única que tuvo para asegurar, otra vez, la victoria de su equipo.

PORMENORES

Campeonato Nacional. Partido válido por la décima fecha.

Estadio: Monumental.

Arbitro: José Cabero.

COLO COLO (2): Cortés; Rojas, Zaldivia, Amor, G. Suazo; Costa, Fuentes, Soto (70’ Alarcón); Solari (81’ Gutiérrez), Morales (90’ Arriagada), Rodríguez.

D. LA SERENA (0): López; Rómulo, Agüero, Fasson, Díaz (71’ Durán); Fernández (59’ Monardes), Carreño (59’ Dittborn), Jaramillo, Martínez; H. Suazo (21’ Munder) y Benítez.

GOLES: Morales, de penal, a los 78’ y Arriagada a los 90+5’.

Tarjetas amarillas: en Colo Colo, Rojas, Morales y Gutiérrez; en La Serena, Carreño y Munder.

Tarjeta roja: en Deportes La Serena, su director técnico, Ponce, y su preparador físico Villegas, en los descuentos del encuentro.

COMPARTE ESTA NOTA:
COMENTA CON FACEBOOK

LO ÚLTIMO