27 de octubre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

  • Según el nuevo reporte ICOVID Chile, se consolida una tendencia de dos semanas seguidas con un aumento significativo de casos en las regiones del extremo norte: Arica y Parinacota y Tarapacá, las que muestran también un índice de transmisión R por sobre 1,2.

El equipo ICOVID Chile, iniciativa liderada por la Universidad de Chile, la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Universidad de Concepción, presentó su informe número 57 con análisis y datos de las dimensiones propuestas para monitorear la pandemia en el país, con información obtenida hasta el sábado 18 de septiembre de 2021, proporcionada a través de un convenio con el Ministerio de Salud y el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación.

Según el último informe de ICOVID Chile, el indicador de carga estimado a nivel nacional fue de 2,3 casos nuevos de covid-19 por cada 100 mil habitantes en la última semana observada, quedando en color amarillo. Además, los y las investigadoras señalan que «viene a mantener la tendencia de valores estimados del 2,3 y 2,1 de la semana anterior y dos semanas anteriores, lo que es marcado por la relativa estabilidad del indicador en la Región Metropolitana”.

No obstante, a nivel local, esta semana algunas regiones del extremo norte presentan alzas preocupantes. La región de Arica y Parinacota, en primera instancia, presenta «un importante incremento en la carga de un 39% respecto a la semana pasada, y de un 290% respecto a la semana anterior, volviendo a estar en un valor estimado sobre 10, que marca un grado de alto riesgo».

En el análisis, la siguen las regiones de Tarapacá y de Antofagasta, quienes tienen un incremento respecto a la semana anterior en torno al 50% y de 29%, con valores que alcanzan el rango entre 5 y 10. Mientras, las demás regiones, aunque en su mayoría presentan leves alzas, se mantienen con valores de carga bajo 5.

Ante este panorama, la ingeniera y vicerrectora de Investigación y Desarrollo de la Universidad de Concepción, Andrea Rodríguez, enfatizó en que «los indicadores de la semana del 12 al 18 de septiembre llaman a la precaución. Aunque a nivel nacional la carga -definida como el número promedio de nuevos contagios por cada 100.000 habitantes- se mantiene bastante estable, debido a la relativa estabilidad en las regiones de mayor población, este indicador tiene una alza importante en el norte del país, en regiones como Arica y Parinacota y Tarapacá. Esta última región, además, presenta menores niveles de cobertura de vacunación respecto a otras regiones».

En la misma línea, la epidemióloga y académica del Departamento de Salud Pública de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Paula Margozzini, recalcó que “la mortalidad por covid-19 ha bajado en un 80% y las hospitalizaciones totales siguen mostrando una disminución intensa (caída semanal de 20%). Hemos llegado a un nivel de vacunación completa del 71% de los 19,6 millones de chilenos, lo que ha contribuido mucho a esto. Sin embargo, el extremo norte comienza a mostrar aumento de incidencia sostenido por dos semanas».

En tanto, el indicador de transmisión R, que mide el número de personas que contagian, en promedio, cada caso o persona infectada, donde un valor de R mayor que 1 indica una pandemia en expansión, llegó esta semana a un valor estimado que supera el 1 a nivel nacional (1,06), mostrando un alza del 6% respecto a la semana anterior y del 22% respecto de hace dos semanas.

De hecho, se detalla en el reporte, «esta semana todos las regiones presentan valores de R sobre 1, pero especialmente preocupante son las regiones que alcanzan valores sobre o igual a 1,2. Estas regiones, con sus valores estimados, son la región de Aysén (1,5), Arica y Parinacota (1,4), Tarapacá (1,3) y Magallanes (1,2)».

En tanto, la positividad a nivel nacional registra esta semana un alza, revirtiendo la tendencia de varias semanas consecutivas a la baja. El valor alcanzado a nivel nacional es de 1,1%, comparado con 0,9% para la semana pasada, aunque aún por debajo del 1,4% de cuatro semanas atrás. «Todas las regiones tienen positividad inferior a 3%, es decir, con el indicador aún en color verde en el semáforo ICOVID. No obstante, a excepción de Atacama, Ñuble, La Araucanía y Los Ríos, todas las regiones aumentaron su positividad», se lee en el informe.

La región con mayor positividad para la semana fue Arica y Parinacota (2,4%, que representa un alza de 74,5% respecto de la semana pasada) y aquella con el menor valor fue Magallanes (0,1%, un 7,9% superior a la semana pasada).

En general, el aumento de positividad de algunas regiones puede explicarse por las bajas en el testeo, sin embargo, el aumento de positividad de Arica y Parinacota refleja un genuino aumento de incidencia de la enfermedad, ya que el testeo también aumentó en el mismo periodo en esa región”, explicaron los y las investigadoras.

De hecho, la académica UC Paula Margozzini recalcó que “es esperable que los brotes sigan ocurriendo, ya que uno de cada dos chilenos es susceptible a infectarse y están aumentando las variantes más contagiosas. Usar mascarilla en espacios cerrados, vacunarse, testearse y aislarse precozmente ante síntomas, es muy importante. Ayudemos a la trazabilidad, es su momento más efectivo para cortar brotes”.

La ocupación UCI por pacientes con covid-19, en tanto, alcanzó a nivel nacional un 17,9%, con una clara tendencia a la baja sostenida ya por varias semanas. Así, la disminución es de 9,2% respecto de la semana pasada, y de 38,7% desde hace cuatro semanas. A nivel regional, se observan aumentos en Tarapacá (68,7%), Atacama (27,1%) y Biobío (18,1%), y también descensos en las regiones de Arica y Parinacota (76,9%), Coquimbo (28,8%) y Los Lagos (27,6%). «Como siempre, el llamado es a la cautela y a seguir manteniendo las medidas de autocuidado para aliviar la carga hospitalaria en nuestro territorio», se lee en el reporte.

En cuanto a la tasa de variación semanal en hospitalizaciones por covid-19, indicador que mide la tendencia en el uso diario de camas hospitalarias de todo tipo (básica, intermedia, UTI, UCI) por pacientes con covid-19, muestra esta semana una disminución que se prolonga e incluso acelera respecto de semanas anteriores, oscilando entre -18% y -21%, lo que constituye mínimos históricos para este indicador.

Por otro lado, el uso de camas por pacientes covid-19, pero desglosado por edades, mantiene un sostenido descenso en todos los grupos etarios considerados, lo que prolonga la clara tendencia registrada en las últimas semanas. La variación diaria del uso de camas por pacientes con covid-19 es de -17,69% en mayores de 70 años con respecto a la semana pasada (con 142 casos promedio en la semana analizada), -13,03% entre 50 y 70 años (227 casos promedio) y -13,89% en menores de 50 años (107 casos promedio).

Con respecto a la mortalidad por covid-19 según grupos de edad, indicador agrupa personas fallecidas confirmadas y sospechosas a partir de los datos oficiales del Departamento de Estadísticas e Información de Salud, DEIS, en la última semana analizada (desde el 29 agosto al 4 de septiembre) se registraron 188 muertes por covid-19.

«Desglosando por grupo etario, se registraron 121 muertes en el grupo de 70 años y más, 51 muertes en el grupo entre 50 y 69 años, y 12 muertes para menores de 50 años. Persiste una reducción sostenida de la mortalidad en todos los grupos de edad, situación que se prolonga ya por más de dos meses», se lee en el informe.
COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA


A %d blogueros les gusta esto: