21 de febrero 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Según consigna BBC Mundo, mientras el presidente Joe Biden se encuentra en Bruselas participando en una cumbre extraordinaria de la OTAN en la que se discute cómo hacer frente a la amenaza de Rusia, la Casa Blanca anunció que EE.UU. recibirá hasta 100.000 refugiados de Ucrania.

El anuncio también incluyó más de US$1.000 millones en fondos destinados a proveer comida, hospedaje, agua potable, elementos médicos y «otros tipos de asistencia» para aquellos afectados por la «guerra rusa en Ucrania».

Adicionalmente, el gobierno estadounidense aseguró que otorgará US$320 millones a los fondos que ya destina para la defensa de la democracia y los derechos humanos en Ucrania y los países vecinos.

La administración del Presidente Joe Biden dijo que los refugiados llegarían al país a través de diferentes mecanismos legales ya existentes, incluyendo el programa de admisiones de refugiados de EE.UU.

«Específicamente, estamos trabajando en expandir y desarrollar nuevos programas enfocados en dar la bienvenida a Ucranianos que tengan familiares en EE.UU», dijo la Casa Blanca en un comunicado.

Además, explicaron que coordinarían sus esfuerzos con la Unión Europea para que puedan complementarse mutuamente y dar apoyo a los países vecinos de Ucrania.

«Desde el 24 de febrero, EE.UU. ha entregado más de US$123 millones para complementar el trabajo de los países vecinos (de Ucrania) y la Unión Europea recibiendo y hospedando a millones de refugiados,» asegura el comunicado.

La Casa Blanca anunció también que lanzaría la «Iniciativa de Resiliencia Democrática Europea» (EDRI por sus siglas en inglés) para «proveer al menos US$320 millones en nuevos fondos para apoyar la resiliencia de la población y defender los derechos humanos en Ucrania y países vecinos».

Diez millones de personas han huido de sus hogares en Ucrania debido a la invasión rusa, según cifras del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

Además de los 3,6 millones de personas que se han ido a los países vecinos, se cree que otros 6,5 millones están desplazadas dentro del propio país devastado por la guerra.

Se estima que más de la mitad de las personas desplazadas internamente son mujeres, y muchas se consideran particularmente vulnerables porque están embarazadas, tienen una discapacidad o son víctimas de violencia.