15 de julio 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

El Banco Central publicó la última cifra del Índice Mensual de Actividad Económica (Imacec), que en diciembre registró una caída del 0,4%, cifra que contrastó con las expectativas del Ministerio de Hacienda.

De acuerdo al ministro Rodrigo Cerda, esta baja de los distintos sectores económicos del país es inferior a lo que indicaban algunas proyecciones, por lo que es una »sorpresa positiva’’.

Pese a esto, el ministro de Hacienda llamó a mirar estos datos »desde un punto de vista más amplio» y entender que »esto significa que el año 2020 fue un año muy complicado para los chilenos».

En ese sentido, el académico de la Universidad de Chile, Alejandro Alarcón, confirmó que la caída del Imacec »es un poco más suave que el -1% que se esperaba en promedio», pero que igualmente ‘‘refleja que la economía todavía está en una fase de mucha debilidad».

Para Eugenio Rivera, director del programa económico de la Fundación Chile 21,  esta cifra sería una  prueba de que »el rebrote de la pandemia y la poca ayuda que han recibido las familias y las empresas han tenido como consecuencia una caída del PIB en torno al 6% en el 2020».

Las complicadas proyecciones para el comienzo del 2021

Pese a lo positivo del último Imacec, el ministro Cerda proyectó una difícil recuperación económica para los primeros tres meses de este año, algo que genera consenso entre distintos analistas.

La economista Luz María Koch consideró que el aumento del Imacec respecto de las expectativas que se tenían fue »empujado principalmente por el consumo», en donde los retiros de ahorros previsionales fueron importantes.

De cara al presente año, Koch proyectó que es probable que »el sector de exportaciones netas sea quien más empuje, explicado principalmente por la minería».

En esa misma línea, el analista Uri Wainer aseguró que »el primer trimestre va a ser complicado, porque todavía estamos en la mitad de la pandemia, y dependemos mucho del comercio exterior».

De acuerdo al Banco central, el último resultado del Imacec se explica por la caída de las actividades de servicios y la minería, efecto que no logró ser compensado por el dinamismo del comercio.