16 de abril 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

La Fiscalía Nacional Económica (FNE) cifró -en un informe– los promedios de precios de las dos modalidades de funerales existentes: $2.345.745 si es para sepultura y $2.146.425 si es para cremación. Por este motivo, tratándose de precios altos para la mayoría de los chilenos según distintas encuestas, el organismo entregó nueve recomendaciones para incrementar la dinámica competitiva en los negocios de funerarias y cementerios para favorecer a los consumidores con valores más convenientes.

Las propuestas de la FNE contemplan cuatro objetivos: aumentar la cotización entre funerarias y la libertad de elección de servicios funerarios por parte de los consumidores; eliminar ciertas barreras regulatorias al uso de los beneficios mortuorios de los consumidores; facilitar la entrada de nuevos cementerios y crematorios y fiscalizar los contratos de adhesión celebrados entre los cementerios y sus clientes.

Según las estimaciones del órgano fiscalizador, al seguir estas recomendaciones se podrían ahorrar hasta $39 mil millones anualmente, es decir, US$ 45 millones, según la propia FNE.

En esta línea, la Fiscal Nacional Económica (S), Mónica Salamanca, señaló que «la gran mayoría de las recomendaciones de la FNE se pueden materializar modificando el Reglamento General de Cementerios por parte del Ministerio de Salud, por lo que debiesen ser fáciles y rápidas de implementar. Además, hay mucho espacio para aumentar la competencia y la transparencia en el mercado fúnebre. Las medidas que estamos proponiendo van en este sentido y pueden generar un importante beneficio para los consumidores».

El estudio concluye que el 70% de los consumidores no cotiza entre los diversos servicios funerarios y que un 49% dice no haber recibido los beneficios mortuorios (asignación por muerte o la cuota mortuoria, por ejemplo, que son cobrados directamente por las funerarias). Es decir, según la FNE, sesgos conductuales de los consumidores impiden que coticen y elijan su mejor opción entre servicios similares. 

Así, la Fiscalía propone realizar lo siguiente al cotizar los servicios, de modo que funerarias, cementerios y toda institución fúnebre aplique mayor transparencia:


  • Promover una mayor cotización de funerarias por parte de los consumidores.
  • Permitir la compra de bienes y servicios fúnebres por separado, sin que estos solo se puedan adquirir empaquetados a través de planes.
  • Modificar la regulación de los beneficios mortuorios y su conocimiento por parte de los consumidores (asignación por muerte y cuota mortuoria).
  • Regular aspectos básicos de la venta anticipada de servicios fúnebres.
  • Regular técnicamente las características de los ataúdes, para permitir la entrada de nuevos actores.
  • Mejorar la planificación para la instalación y expansión de cementerios y crematorios.
  • Mejorar los requisitos y el proceso de evaluación de los proyectos de cementerios y crematorios por parte de las autoridades administrativas.
  • Aclarar la naturaleza jurídica del derecho que tienen los adquirentes respecto de las sepulturas.
  • Fiscalizar y regular aspectos de los contratos entre los consumidores y los cementerios.