31 de enero 2023

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

En un comunicado hecho público este miércoles, Azul Azul da cuenta de sus gestiones para cumplir con las deudas financieras y abocarse a comprar un terreno para edificar su centro deportivo.

Por EL ÁGORA / Foto: PHOTOSPORT


Universidad de Chile inicia formalmente hoy su camino a la temporada 2023, de la mano de su nuevo técnico, el argentino Mauricio Pellegrino, enfrentando a Coquimbo Unido, a las 20:00 horas, en el inicio del triangular internacional, que cuenta, además, con Rosario Central, que se disputará en el estadio Francisco Sánchez Rumoroso.

Esta será su primera presentación con público, tras los entrenamientos de pretemporada, que incluyeron partidos amistosos a puertas cerradas.

En tanto, Azul Azul, la concesionaria que conduce el club, emitió este miércoles un comunicado público en el que detalla las gestiones realizadas en el tiempo que lleva a cargo la nueva administración.

Destaca, entre otras cosas, el pago total de las deudas que dejó la Corfuch, en especial la que existía con el fisco por impuestos, lo que le permite extender la concesión hasta el año 2052.

Pero, el punto que seguramente más les interesa a los hinchas es el referente a la búsqueda de un terreno donde construir el anhelado estadio propio. La nota señala que luego de este primer paso, previsto para el primer semestre de este año, vendrán las gestiones para conseguir los permisos respectivos.

“En nuestra visión, estimamos que estas obras resultan imprescindibles para la consecución de resultados deportivos y, por consecuencia, un crecimiento institucional íntegro”, señalan.

El texto íntegro del comunicado es el siguiente:

“En los 18 meses que hoy cumple la actual administración del Club, nos hemos abocado arduamente en establecer un plan de gestión que garantice una conducción sólida y viable en el tiempo, que sirva de base para avanzar al siguiente nivel, que es desarrollar proyectos fundamentales y anhelados por todo hincha azul.

Este trabajo, que ha sido silencioso, dedicado y, muchas veces, incomprendido, ha consistido en:

-Iniciar un proceso de ordenamiento financiero y administrativo institucional.

-Modificar el modelo de gestión y administración.

-Establecer un modelo de profesionalización del Club.

-Reestructurar el 100% de los pasivos del Club, mediante la emisión de un bono de oferta pública que culminó exitosamente.

-Pagar la totalidad de las deudas del club y, en especial, el compromiso que existía con el Fisco de Chile.

-Evaluar la factibilidad de distintas opciones de terrenos que permitan edificar nueva infraestructura deportiva para el uso de todas las categorías de nuestro Club.

Queremos destacar que el Club Universidad de Chile es el primer equipo chileno de Primera División que cancela la totalidad de las obligaciones fiscales que provocaron, entre otros perjuicios, la quiebra de la Corporación que lo administraba. El pago total de dicha deuda fiscal, así como la restructuración de la totalidad de los pasivos de nuestra institución, permiten entre otras cosas:

-Estabilizar de manera importante la carga financiera del Club, uniforme y acorde a la generación de ingresos que hoy existe.

-Extender 15 años de concesión del Club, hasta el año 2052.

-Posibilitar un flujo económico disponible para potenciar los distintos planteles de fútbol (profesional y formativo) y realizar las inversiones que el Club requiere para dar un salto de desarrollo en el tiempo.

El Plan Estratégico para el trienio Julio 2021-Junio 2024 contemplaba hasta ahora las seis fases indicadas en el punto 2.

Cumplidas todas y cada una de estas etapas, en los plazos previstos, toca ahora comenzar la ejecución de la séptima etapa de nuestro Plan Estratégico trienal, consistente en la suscripción de los instrumentos jurídicos vinculantes que permitan la adquisición de un terreno que sirva para la edificación de infraestructura deportiva para la U.

Nuestra meta inmediata es que esta fase se concrete durante el primer semestre de 2023, para luego proceder al octavo paso, que consiste en solicitar y obtener los permisos necesarios para, definitivamente, materializar nuestros proyectos de infraestructura. En nuestra visión, estimamos que estas obras resultan imprescindibles para la consecución de resultados deportivos y, por consecuencia, un crecimiento institucional íntegro.

Queremos agradecer a todas las personas que forman y han formado parte del Club en estos 18 meses, sin quienes no habría sido posible completar las primeras fases de nuestra planificación administrativa. Sabemos que no ha sido sencillo, porque no hemos obtenido los resultados deportivos por todos esperados. Sin embargo, por agitado que ha sido el camino hasta ahora, nunca nos desviamos del eje de este plan de desarrollo institucional.

También, como Club agradecemos a quienes se han opuesto y han criticado nuestra labor, incluso, en nuestros quehaceres diarios. Nos ayudan a ser una mejor institución.

Finalmente, queremos agradecer muy especialmente a todos quienes han formado parte del Club desde antes de nuestra llegada, en calidad de accionistas, presidentes, directores y directoras, gerentes, colaboradores, cuerpos técnicos, jugadores y jugadoras y a la hinchada en general.

Muchos han sido incomprendidos y juzgados injustamente, pero todos han sido “románticos viajeros” y han demostrado compromiso y dedicación, energía y esfuerzo, por nuestro querido Club, lo que hoy nos permite ir más allá del horizonte, rumbo al gran sueño azul que nos cobija”.