6 de diciembre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

  • Hasta la fecha han caído 550 mm, superando ya en unos 100 mm el promedio a la fecha de los últimos 5 años. Ahora se espera que se pueda acumular nieve en los sectores altos, que es el reservorio para los meses de verano.

La caída hasta ayer de unos 550 milímetros de aguas lluvias y con la proyección de seguir creciendo durante esta semana, permitió que los caudales de los cursos hídricos del Parque Nacional Radal Siete Tazas se recuperaran, según el informe emitido por los guardaparques de la Corporación Nacional Forestal (CONAF) de esta unidad del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE), ubicada en la Región del Maule.

Así lo ratificó el director de CONAF Región del Maule, Marcelo Mena, quien precisó que “a esta altura, los últimos cinco años, estaba cayendo en el lugar alrededor de 450 milímetros y ahora ya tenemos 550 milímetros y aumentando, lo que permitió que el río Claro volviera a su estado normal. Ahora hay que esperar que también la caída de nieve, que es el reservorio para el periodo estival”.

Cabe destacar que la constatación de la disminución de precipitaciones y caída de nieve en el lugar, se viene registrando desde hace una década. En un año normal, de acuerdo a los registros de CONAF, en el Parque Nacional Radal Siete Tazas, caen aproximadamente entre 1800 – 2000 mm (década del 2000) y a partir de la mega sequía que está afectando nuestra zona central, por ejemplo, en los últimos 5 años no se ha sobrepasado los 700 mm, situación que significa un déficit histórico de más de un 70%.

De mantenerse una buena proyección de agua y nieve en el sector, junto con los caudales hídricos y vertientes, se espera que se pueda también revertir el estrés hídrico que estaba sufriendo el bosque nativo que se protege en esta unidad.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA