28 de noviembre 2022

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

Tras el anuncio oficial del Prepuesto 2023, las reacciones no se hicieron esperar y, contra todo lo que se podría pensar previamente, hay calificaciones de todo tipo respecto a los tres ejes en que lo se enfoca la política fiscal para el próximo año, la primera del actual gobierno.

El senador de la Democracia Cristiana, Iván Flores, afirmó que «el gobierno se está quedando corto en la principal inquietud y demanda ciudadana, como es la seguridad; los recursos destinados representan un crecimiento que no resuelve efectivamente esta legítima preocupación de las familias; y nos preocupa, tanto como los recursos para salud y apoyo para enfrentar el alza en el costo de la vida». En ese sentido, aseguró que la «PDI, institución que en el subtítulo 22 para funcionar necesita más de 60 mil millones de pesos y se le están entregando solo 40 mil millones; lo mismo que el año pasado. ¿Así, cómo lo hacen?».

Además, indicó que los «28.360 millones de pesos no será suficiente para atender a las más de 300 mil personas que siguen esperando. Hoy las listas de espera son interminables. ¿Y qué va a pasar con el personal contratado como refuerzo Covid, de quienes depende la mantención del número de camas en los hospitales? Sin ellos, se deben reducir las camas de medicina y colapsan las UCIS y urgencias».

Por su parte, el senador de Renovación Nacional, José García Ruminot, de la Comisión de Hacienda, recibió de mejor manera el detalle y declaró que «el crecimiento del gasto público es concordante con las metas de disminución del déficit fiscal y ello se valora porque es también una contribución a reducir la inflación, control de la deuda pública y del endeudamiento»

Respecto del incremento de la inversión pública, indicó que «es vital reducir todas la trabas que lo impiden, lograr que las obras se ejecuten, que tengan impacto en el empleo y las remuneraciones, y contribuyan a mejorar las condiciones de vida de la población que se busca favorecer con los proyectos». En ese sentido apuntó que «al 31 de agosto ,el conjunto de Ministerios sólo ha ejecutado el 37,4 % de los recursos de inversión contemplados en el presupuesto 2022».

Además, en materia se seguridad, afirmó que «el aumento de recursos para apoyar a nuestras policías es un anuncio en la dirección correcta (…) Este debe ser un esfuerzo permanente en este y los futuros presupuestos. La protección y seguridad es hoy la principal demanda ciudadana.

Por su parte, el diputado de la Comisión de Hacienda, Guillermo Ramírez, de la Unión Demócrata Independiente (UDI), calificó el presupuesto de «dulce y agraz». «Es dulce» porque comparten las mejoras en pensiones y seguridad pública. Y es «agraz» porque, a su juicio, «asume que este presupuesto va a ayudar al crecimiento económico y la inversión». En sentido, criticó las señales que ha dado el gobierno respecto al TPP11 e inversiones.

En tanto, el diputado y jefe de bancada del Partido Republicano, José Carlos Meza, afirmó que ya con la anunciando destacan que lo «positivo» es el aumento de recursos a los policías «es necesario», sin embargo «no sacamos nada con aumentar el presupuesto para las policías, si es que no existe el respaldo político». Además, destacó en lo «negativo» la «ausencia total de conceptos vinculados con la austeridad y con el ahorro». En se sentido, precisó que «todos los aumentos de gasto que se han propuesto, nada se ha dicho si esto va a implicar también gasto en personal».