17 de abril 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

El Banco Central publicó su Informe de Percepción de Negocios (IPN) correspondiente a noviembre y en que el ya se adelanta que «la mayoría de las empresas espera que el desempeño de la economía se deteriore en lo venidero, incorporando en sus decisiones las proyecciones de caída de la actividad para 2023».

De acuerdo a lo informado por el ente emisor, «varios consultados indican que ya están preparando sus negocios para enfrentar esta situación, ajustando sus presupuestos, revisando sus dotaciones y, en general, privilegiando decisiones que apoyen la reducción de costos y la ganancia de eficiencia».

Sobre el escenario económico que afecta a los negocios, el BC apunta que «la evaluación sobre el desempeño actual de los negocios indica que este continúa mostrando signos de deterioro, aunque en varios casos a una menor velocidad que en el trimestre anterior. Esto sucede en un contexto donde las ventas han estabilizado sus caídas, y la mayoría de los entrevistados reconoce que el descenso de las ventas era esperable tras los niveles inusualmente altos del año anterior».

Respecto de los costos, «las empresas informan que las presiones de trimestres anteriores comenzaron a ceder, más allá de que siguen siendo muy significativas. Parte de este incipiente alivio lo relacionan con una normalización paulatina de las cadenas de suministro. Ello ha redundado en márgenes cuyo estrechamiento se ha moderado».

En ese sentido, el informe precisa que «las empresas señalan que los precios de venta siguen en aumento, pero a una menor velocidad que en trimestres anteriores. Consultadas sobre las razones de los incrementos, indican que las alzas de los últimos tres meses responden principalmente al incremento ya observado de los costos, y no tanto a la expectativa de que ellos aumenten en el futuro. Por otro lado, las empresas que han mantenido o disminuido sus precios destacan un carácter mixto de esta decisión, asociado tanto a la disminución pasada de sus ventas como a la expectativa de un mayor debilitamiento de estas».

Sobre como viene el futuro para las empresas, según el Banco Central éstas «prevén que los costos, márgenes y disponibilidad de materias primas continúen normalizándose, con niveles de ventas que mantienen su velocidad esperada de descenso y expectativas de precios de venta que suben muy levemente».

Por otra parte, el porcentaje de empresas que contempla invertir el próximo año ha disminuido respecto de lo observado hace un año. Según el informe, «entre las principales razones para no invertir se encuentran la incertidumbre económica y una demanda insuficiente. Destaca que la incertidumbre política ha reducido su prevalencia de forma importante respecto de un año atrás».

Por último, la mayoría de las empresas sigue esperando que la inflación se ubique muy por encima de su nivel normal en los próximos 12 meses. Sin embargo, «su prevalencia ha disminuido de forma importante en relación con trimestres anteriores».