15 de abril 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

La Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado aprobó, por unanimidad, la primera modificación al Código del Trabajo que contempla el proyecto de ley que reduce la jornada laboral de 45 a 40 semanales.

Cabe precisar que lo ha aprobado es uno de los artículos, pero es el principal.

Dicho cambio, que es parte del texto que despachó la Cámara de Diputados en 2019, señala que, en el artículo 22 de ese cuerpo jurídico, se sustituye «en su inciso primero la palabra ‘cuarenta y cinco’ por ‘cuarenta’».

En las próximas semanas continuará la votación del proyecto y las indicaciones ingresadas, las que además proponen extender los alcances de esta medida a la mayor parte de las categorías de jornadas contenidas en el Código del Trabajo.

En cuanto a gradualidad, y para proteger el empleo y las remuneraciones, las indicaciones proponen una aplicación gradual de la reducción de jornada propuesta, para permitir a las empresas ajustar sus procesos productivos y absorber la reducción con el menor impacto posible. Esto significa que la regla general de gradualidad contempla un plazo total de 5 años, efectuando la primera rebaja, de 45 a 44 horas, al primer año de publicada la ley en el Diario Oficial. La segunda rebaja, a 42 horas semanales, se efectuará a partir del tercer año, mientras que la reducción a 40 horas ocurrirá al quinto año de publicada la ley.

En tanto, la regla de gradualidad excepcional para la jornada parcial y las jornadas especiales del sector transporte, las que no tendrán aplicación escalonada, se harán efectivas al quinto año de publicada la ley.

En el caso de las jornadas de trabajo especiales, como la de las trabajadoras de casa particular, se propone reducirlas, tanto en la modalidad puertas afuera como puertas adentro, en este último caso reconociendo días adicionales de descanso.

A su vez, se contempla un acompañamiento a las empresas de menor tamaño durante el proceso, incorporando al proyecto modificaciones a la normativa que rige al Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence). El objetivo es favorecer el acceso de este tipo de empresas a programas de capacitación respecto de la organización del tiempo de trabajo y otros temas.

En materia de corresponsabilidad, el mayor tiempo de descanso que pretende esta reforma laboral no debe traducirse en más carga de trabajo no remunerado para las mujeres, por lo que se propone una redistribución equitativa de los cuidados en la sociedad.

Para ello, se proponen tres medidas con dicho foco: en primer lugar, se busca establecer bandas horarias de ingreso, otorgando posibilidades de adecuar los tiempos laborales con el de los establecimientos educacionales de niños, niñas y adolescentes menores de 12 años, involucrando a hombres y mujeres en este diseño. Además, se contempla la compensación de trabajo extraordinario por días de feriado adicional para atender aspectos de cuidado y, a través de la organización sindical, compensación de trabajo extraordinario por días de libre disposición.