6 de febrero 2023

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

  • Este domingo, a las 20:30 horas, el equipo de Ormazábal se las verá con Uruguay, debutante en el torneo que clasifica al mundial de Indonesia

Por José Roggero de Revista El Ágora


Atrás quedó Ecuador y una igualdad que pudo ser triunfo con mejor puntería. Este domingo asoma Uruguay, un rival siempre ingrato para la Roja, en todas las categorías.

No será el de esta ocasión un duelo distinto.

Los charrúas quedaron libres en la primera fecha y debutarán en este Sudamericano que da cuatro boletos al mundial de Indonesia. Por ende, entrarán frescos, a diferencia de los chilenos. Eso les da una ligera ventaja que puede pesar.

No es lo único a su favor. Pese a que el fútbol charrúa no es a nivel adulto la potencia mundial de otrora, a nivel juvenil, en el que aún abunda cierta inmadurez táctica, sigue siendo de temer porque puede imponer más fácilmente su fuerza física y fortaleza mental.

En la tabla histórica sub 20 mantiene un segundo lugar detrás de Brasil y sobre Argentina. Chile, en cambio, figura sexto, superado también por Colombia y Paraguay.

Maestra en el arte de la estrategia y la planificación, esta vez la Celeste acude a tierras colombianas convencida de que pasará la primera fase porque en el Grupo B no están brasileños ni argentinos.

Y a Chile lo conoce bien. En diciembre del año pasado ambas escuadras disputaron dos amistosos en Montevideo, que arrojaron una igualdad 2-2 y un triunfo uruguayo 2-0.

A inicios de este mes las cosas cambiaron para mejor para el DT charrúa Marcelo Broli, pues sumó a su máxima estrella, el espigado goleador del Real Madrid Álvaro Rodríguez, que ya debutó en el primer equipo merengue. Esta promesa es hijo de Daniel Rodríguez, ídolo de Peñarol en la década de los 80.

Rodríguez nació en España y hasta ha jugado por la selección hispana sub 18, pero ahora decidió defender los colores celestes. Con su metro 92 poco le cuesta sobresalir en el área rival, sobre todo si su mentor en la filial madridista Castilla es el histórico Raúl.

El resto de la nómina es casi netamente local, salvo el central Facundo González, del Valencia B.

Como suele suceder en Uruguay, a nivel juvenil el aporte de sus clubes es muy equilibrado.

En esta lista hay cinco jugadores de Defensor Sporting, cuatro de Nacional, tres de Peñarol, dos de Danubio, River Plate y Liverpool, y uno de Santiago Torque, Fénix y Boston River.

Aparte del goleador madridista y del central González, también resaltan en esta Celeste el arquero Randall Rodríguez, los volantes Ignacio Sosa y Fabricio Díaz y los atacantes Nicolás Siri y Luciano Rodríguez.

¿Cómo contrarrestará Chile a Uruguay?

Es posible que Patricio Ormazábal haga un cambio en defensa, incluyendo al habitual titular central ex cruzado Sebastián Pino (hoy en el Alavés de España). Contra Ecuador ingresó en su lugar el veloz y dúctil lateral derecho de Magallanes, Matías Vásquez, que aportó rapidez para frenar a los peligrosos morenos de la “Tri”. Pero ahora se necesita anular al espigado Rodríguez y quién mejor que Pino, que con metro 95 le saca tres centímetros de ventaja al hispano-charrúa. Además, a su lado seguramente estará el argentino-chileno Tomás Avilés, que mide un metro 86 y que refuerza las baterías antiaéreas.

Los amistosos de diciembre fueron parejos, como han solido serlo los enfrentamientos entre ambos países desde que en los años 80 Chile se puso a la altura de Uruguay. La receta ya archi conocida es jugar con los dientes apretados y no dudar en los balones largos que los charrúas dejan caer por arriba y por abajo. Si la Roja sostiene el partido puede esperarse que su talento ofensivo haga el resto. Todos los mediapuntas y delanteros nacionales son veloces y encaradores. Ahí puede estar la llave del triunfo.