30 de junio 2022

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

  • El cuadro albo repitió sus malas actuaciones últimas, previas al receso, y ya completa cinco partidos sin conocer la victoria. Deportes Temuco, que en la Primera B marcha undécimo, no fue menos que el Cacique, y hasta dispuso de la oportunidad más clara para haber roto el cero.

Por Eduardo Brun / Foto: Agencia Uno


En el papel, era un compromiso fácil para Colo Colo. Puntero del campeonato, enfrentaba por la tercera fase de Copa Chile a Deportes Temuco, un equipo que marcha en el undécimo lugar de la tabla de Primera B y que tiene, de acuerdo a las estadísticas, una defensa más que permeable. Por lo mismo, hasta se pensaba que la llave podía quedar prácticamente zanjada tras este duelo en el Monumental. Porque si el Cacique se imponía por un marcador amplio, el encuentro de revancha del próximo jueves podía ser de mero trámite. Pero nada de eso ocurrió. Prolongando su mal final de la primera rueda del Campeonato Nacional, el cuadro de Gustavo Quinteros cumplió un discretísimo papel. Tanto, que ni siquiera se procuró oportunidades claras de gol, y el 0-0 final fue el justo desenlace para un partido chato y de poco vuelo en que la responsabilidad principal corría por cuenta del conjunto popular.

Es más: la oportunidad más clara de romper el cero la tuvo Deportes Temuco, cuando a los 66 minutos Gustavo Castro, ingresado al terreno de juego apenas un minuto antes, quedó solo frente a Carabalí y su remate, débil e imperfecto, fue controlado por el meta albo.

Lo de Colo Colo, a estas alturas, no puede considerarse sino preocupante. Terminó la primera parte jugando mal y, al menos de acuerdo a este encuentro, no se advirtió ningún gran progreso. Algo mejoró en la segunda mitad, porque al menos visitó más seguido el área rival, pero careció absolutamente de claridad y talento para batir al meta González y quedarse con el partido.

Para este torneo, los cuadros en competencia están obligados a utilizar elementos juveniles para cumplir al menos con 180 minutos. Dos o tres es la cuota ideal, considerando además el partido de revancha. Sólo que el técnico albo, aproblemado por las varias bajas de sus figuras principales, decidió mandar a la cancha a cuatro (Rojas, Pizarro, Cruz y Oroz). Después de todo, se jugaba en el Monumental y los muchachos en más de una oportunidad habían respondido. Sin embargo, esta vez la apuesta a Quinteros no le resultó. Porque excepto Vicente Pizarro, que hizo un correcto partido, los tres restantes no fue mucho lo que aportaron. Defraudaron especialmente  Joan Cruz y Alexander Oroz, a los cuales claramente el partido les quedó grande.

Pero no fue sólo cosa de juveniles que no dieron el ancho. Otros, como Lucero y Bolados, que debían llevar el peso, tampoco estuvieron a la altura.

Obligado por las circunstancias, Quinteros movió el equipo. Realizó cuatro modificaciones en la segunda parte, pero apenas le sirvió para marcar un poco más de presencia ofensiva, porque en lo que respecta a claridad Colo Colo siguió igualmente nublado, y chocando una y otra vez con una defensa que, estadísticamente, es bastante discreta. Rotundo: nunca tuvo una oportunidad clara para anotar.

Cinco partidos consecutivos sin  ganar demuestran a las claras que Colo Colo está transitando por un momento más que difícil. Y es que, jugando como lo viene haciendo, se expone a un papelón de aquellos por Copa Sudamericana, frente al Inter de Porto Alegre, y a “desinflarse” estruendosamente, como ya le pasó en la recta final del torneo casero pasado.

A Deportes Temuco más no se le podía pedir. No es gratuito que marche de la medianía de la tabla hacia abajo en el torneo de Primera B. Lo poco que podía hacer, sin embargo, lo hizo bastante bien, al punto que en ningún momento fue superado futbolísticamente. La noche relativamente tranquila que pasó su arquero González así lo está demostrando.

Lo peor es que, por lo que se sabe, Colo Colo hasta ahora no ha podido abrochar ningún refuerzo que pudiera darle un  nuevo aire. El más importante de ellos –Martín Rodríguez- al parecer tiene todo listo para enrolarse en la MLS del fútbol estadounidense, y los otros que aparentemente interesan a Quinteros son más bien para fortalecer un plantel, pero no para influir grandemente en el funcionamiento de un equipo que hace rato tiene perdida la brújula.

Las reacciones destempladas de algunos de sus jugadores, entre los cuales Falcón lleva el estandarte, están ratificando que el problema va más allá de lo meramente futbolístico.

PORMENORES

Partido de ida por la tercera fase de la Copa Chile.

Estadio: Monumental.

Público: 8 mil espectadores, aproximadamente.

Arbitro: Rodrigo Carvajal.

COLO COLO (0): Carabalí; Rojas, Falcón, Zaldivia, Opazo; Cruz (46’ Gil), Fuentes, Pizarro (64’ Costa); Bolados (46’ Zavala), Lucero, Oroz (64’ Arriagada).

D. TEMUCO (0): González; Tati, Contreras, Concha, Aguila; Camacho (57’ Bustamante), Zamorano, Leal (65’ G. Castro); Cisterna (65’ Domínguez), Donoso (85’ Escobar) y R. Castro (85’ Sobarzo).

GOLES: No hubo.

Tarjetas amarillas: en Colo Colo, Rojas, Zaldivia, Gil y Falcón; en Deportes Temuco, Contreras, Concha y Donoso.

Revisa lo mejor del partido:

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA