21 de abril 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

  • En un hecho tan insólito como impresionante, el encuentro se detuvo por casi dos horas cuando el español y el alemán llevaban dos juegos. El número 2 del mundo, que terminó con una picada en la frente, finalmente se impuso por un contundente 6-3 y 6-1

Por Revista El Ágora


El partido entre Carlos Alcaraz y Alexander Zverev en Indian Wells debió suspenderse por 108 minutos debido a la irrupción de un enjambre de abejas.

Nadie recuerda haber visto algo similar en el torneo californiano, y la rápida reacción del juez de silla y del tenista español evitó una tragedia.

Se habían disputado apenas nueve minutos de los cuartos de final del Master 1000 e iban 1-1 y 15-0. Alcaraz se disponía a servir cuando el juez, Mohamed Layhani, le informó del peligro al verlo rodeado de cientos de abejas.

“Carlos, ¡es peligroso!”, le gritó. Carlitos empezó a mover las manos y la raqueta, y corrió hacia una esquina. Y tras recoger una toalla para quitarse las abejas de encima, se refugió en el túnel de vestuarios. Después lo hicieron Zverev y los jueces de línea.

Albert Molina, agente del número 2 mundial, confirmó que una de las abejas picó al español al lado derecho de la frente. Afortunadamente, el murciano no es alérgico.

Zverev pasó la espera jugando fútbol en el sitio reservado para el calentamiento de los jugadores. Y, al regresar al court, bromeaba: “No jugaré en el lado de las abejas”. El árbitro le respondió: “Podemos acortar la pista y jugar un picadito”.

Para llevarse los himenópteros, se solicitó ayuda a un apicultor. Con “look” de cantante de rock, el joven recibió una ovación cuando sacó los insectos, que se habían concentrado en la Spyder Cam, la cámara de televisión suspendida mediante cables sobre la cancha.

Tras la reanudación, Alcaraz arrasó. Quizás temeroso de que volviesen las abejas, el español venció por 6-3 y 6-1 para pasar a semifinales, donde enfrentará al italiano Jannik Sinner.

Vea el impresionante registro (gentileza de Tennis TV):