6 de diciembre 2021

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

“Ya no son tic. Él tiene demasiados movimientos descontrolados y es importante que nosotros sepamos qué le pasa. Nosotros merecemos que nos digan qué pasa con él. Me preocupa porque estamos en medio de una crisis profunda”.

Son palabras de Mónica González, Premio Nacional de Periodismo el 2019. Hace referencia a la salud del Presidente Sebastián Piñera, a raíz de los movimientos involuntarios del Mandatario en el funeral de su tío, Bernardino Piñera, el pasado domingo 21 de junio.

Con el paso de los días, crece la preocupación por el estado del Mandatario. Algunos incluso piden que se practique exámenes, tanto físicos como mentales, y que cuyos resultados sean conocidos por todos. Más aún después algunas acciones erráticas, o al menos cuestionables, al ojo del sentido común. Y en tiempos de pandemia, hay varias de ellas.

El 3 de abril, un video se viralizó en redes sociales, en el que se vio al Jefe de Estado tomándose una foto en Plaza Baquedano, epicentro de las manifestaciones en contra de su Gobierno desde octubre del año pasado. En paralelo, La Moneda llamaba a las personas a quedarse en su casa.

LEE TAMBIÉN > Subsecretario Arturo Zúñiga por medidas sanitarias: «Quien toma las decisiones es el Presidente Sebastián Piñera»

Pocas semanas antes de mayo, el Presidente acuñó el concepto de “nueva normalidad”, lo que a juicio de especialistas epidemiológicos, influyó negativamente en el comportamiento de la ciudadanía. Días después, lo rebautizó por “retorno seguro”. Todo con la idea de avanzar hacia una nueva forma de vida, después del Coronavirus, aún cuando Chile no llegaba al peak de casos.

En la sepultura de su tío Bernardino, el Gobernante encabezó el incumplimiento al protocolo Covid para funerales de personas que fallecieron a causa de la enfermedad. Él fue quien pidió abrir la tapa del ataúd. En ese momento, hizo caso omiso a su ex ministro del Interior, Andrés Chadwick -presente en la ceremonia- quien le advirtió que eso no podía hacerse.

El domingo 28 de junio, Piñera fue captado comprando en una vinoteca, mientras toda la Región Metropolitana se encontraba confinada. Es cierto, él no tiene restricción a su desplazamiento, pero el propio ministro de Salud, Enrique Paris, cuestionó su actuar: “Como autoridad máxima, tiene que dar el ejemplo”.


PARLAMENTARIOS METEN PRESIÓN

“Presidente, hágase ver”, dijo a comienzos de esta semana el diputado DC Gabriel Ascencio. “La compra del vino puede ser una cosa absolutamente normal para cualquier ciudadano, pero el Presidente no es cualquier ciudadano. Todos los días hay algo anormal en él”, agregó el legislador.

Ascencio sembró más dudas: “Estamos frente a un problema mayor. Algo pasa en la cabeza del Presidente. Algo le está ocurriendo. Un especialista tiene que examinarlo porque algo anda mal en su cabeza, esto no puede seguir así”.

Se sumó el diputado socialista Jaime Naranjo, quien señaló que “a raíz de de las conductas erráticas que ha tenido el Presidente de la República, en materia de salud mental y también física, parece del todo prudente y aconsejable hacer una reforma constitucional para que a las altas autoridades del país, un organismo externo le haga exámenes de salud física y mental”.


LA MONEDA EN SILENCIO

Doce días han pasado desde la última vocería de la ministra Secretaria General de Gobierno, Karla Rubilar. El 21 de junio compareció ante los medios para referirse a la eliminación de la preexistencia en Isapres para enfermedades y condiciones desarrolladas antes del nacimiento. Desde entonces, la vocera mantiene silencio, cuando la costumbre es que aparezca a hablar al menos una vez por semana.

LEE TAMBIÉN > Gobierno anuncia eliminación de la preexistencia en Isapres para condiciones desarrolladas antes del nacimiento

El Presidente tuvo su última aparición pública el martes 30 de junio, cuando envió el proyecto de ley que amplía la protección al empleo. Pero, al igual que en la mayoría de sus vocerías, no respondió preguntas de los medios.

Veritas Capitur solicitó un pronunciamiento al equipo de comunicaciones que asesora al Presidente, respecto de su estado de salud. La Moneda declinó responder, al menos hasta la redacción de este artículo.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA