13 de julio 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

  • Deportes Iquique hizo los mayores y mejores esfuerzos por ganar, pero el VAR le anuló correctamente dos goles frente a un cuadro popular que desapareció por completo en la segunda mitad del partido. ¿Cómo tener mejores posibilidades con una delantera que, salvo los chispazos de Solari, no existe?

Por Eduardo Bruna

Equilibrando la primera etapa, pero superado absolutamente en la segunda, el empate 0-0 registrado en el Estadio Tierra de Campeones supo a gloria para este pordiosero Colo Colo y a castigo para Iquique, que no pudo quedarse con los tres puntos que le hubieran permitido relegar al “Cacique” a la penúltima posición de la tabla.

Es que además de jugar mal, de tener una dotación de jugadores muy discretitos, Colo Colo tuvo el infortunio de que a última hora tuviera que descartar a Ignacio Jara, el mismo que tras su ingreso en la fecha pasada, frente a Unión La Calera, había sido clave en el vuelo conseguido por el cuadro albo. Deportes Iquique no es el Liverpool, por supuesto, y su posición en la tabla así lo está reflejando, pero tiene jugadores menos malos y, colectivamente, funciona bastante mejor que este elenco popular cuya abismante mediocridad le asegura sufrir hasta el final para salvarse de irse por primera vez en su historia a la B.

De partida, digamos que Colo Colo jugó 75 minutos con uno menos. Y es que resulta sencillamente inexplicable no sólo que Morales esté considerado en el equipo, sino que Quinteros le dé una oportunidad tras otra cuando a las claras es una absoluta nulidad. Torpe al extremo, la corpulencia de Morales ni siquiera le garantiza defender la posesión de la pelota de espaldas al arco y con el defensa rival respirándole en la nuca. O le rebota en sus pies como si sus zapatos tuvieran un resorte, o la pierde ingenuamente una y otra vez.

El drama es que de los cuatro centro atacantes que tiene, Colo Colo no hace uno. Parraguez es tan torpe como Morales, Paredes ya prácticamente es un jugador retirado y Blandi se sigue forrando sin siquiera ser citado para la banca.

Sumémosle a eso que Mouche hace rato que dejó de ser un factor de preocupación para los cuadros rivales, para concluir en que, sin ser ninguna maravilla, Deportes Iquique tenía más y mejores argumentos. Mientras en Colo Colo sólo el muchacho Solari era factor de riesgo, y a intermitentes chispazos, en el elenco local, aparte de un Donoso que tuvo toda la noche un duelo de guapos con Falcón, contó con el extremo izquierdo Fuentes, que tuvo todo el partido de cabeza al juvenil Rojas, ganándole la mayoría de los mano a mano.

El partido, más allá de la emotividad que encerraba por esta lucha de evitar como sea la pérdida de la categoría, fue bastante malito. En general pobre, para decirlo de una vez por todas y no utilizar el adjetivo de derechamente miserable, que sin duda le vendría muy bien.

¿Qué otra cosa puede decirse cuando, aparte de los dos goles anulados, ambos con ayuda del VAR, Deportes Iquique sólo tuvo una oportunidad clara de anotar? Fue a los 18 minutos, cuando Fuentes desbordó una vez más a Rojas y su centro, manoteado por Cortés, le quedó a Ramos, que en la boca del arco, sin duda sorprendido, la mandó junto a un palo.

Colo Colo no lo hizo mejor. Al minuto que se lo había perdido Ramos, en el área opuesta el “Mati” Fernández ratificó que es un jugador en el definitivo ocaso. Porque recibió absolutamente solo un centro atrás que le puso Solari tras un buen desborde, pero no sólo la empalmó débil, sino que al cuerpo del arquero Pérez cuando era más fácil convertir el gol que desperdiciarlo.

Fue un primer tiempo en que Colo Colo, aparte de neutralizar a Iquique, al menos llegó al arco rival con tibias aproximaciones. Pero bastó que comenzara la segunda etapa para que el cuadro de Quinteros no sólo perdiera por completo la pelota, sino para que desapareciera por completo como expresión ofensiva. El “Cacique” derechamente no hubiera existido si no es por Solari, que se mandó un par de jugadas personales, y por un Mouche que, pegándole a la entrada del área de derecha, obligó al meta Pérez a mandarla al córner.

¿Dos aproximaciones en todo un tiempo? Con esa producción paupérrima es imposible que Quinteros pueda dormir siquiera medianamente tranquilo a la espera de las dos fechas que restan, primero frente a Cobresal y luego ante a O´Higgins, en Rancagua.

La paridad en blanco, bastante paupérrima, como ya se dijo, dejó mucho más conforme a Colo Colo que a este Deportes Iquique que, dentro de sus limitaciones, hizo los mejores y mayores esfuerzos para quedarse con los tres puntos.

PORMENORES

Campeonato Nacional. Partido válido por la fecha 32.

Estadio: “Tierra de Campeones”.

Arbitro: José Cabero.

D. IQUIQUE: Pérez, Gutiérrez, Aveldaño, Zenteno, Saavedra (73’ Salinas); Orellana, D. Fernández (90+3’ Huanca), Lorenzetti (76’ Zúñiga); Ramos (46’ Mainero), Donoso, Fuentes.

COLO COLO: Cortés; Rojas, Barroso, Falcón, De la Fuente; M. Fernández (59’ Valencia), Carmona (83’ Alarcón), Fuentes; Solari (83’ Véjar), Morales (76’ Parraguez) y Mouche.

Tarjetas amarillas: en Iquique, Saavedra y Orellana; en Colo Colo, Morales.