19 de julio 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

  • ¿Cuál de todas estas versiones no confirmadas pero que circulan en el medio periodístico es la real? ¿Será más de una? ¿Habrá otra?

Por Sergio Gilbert J de Revista El Ágora


Esta semana y, para muchos, “sorpresivamente”, Universidad Católica dio a conocer la rescisión del contrato de Mauricio Isla, quien estaba ligado contractualmente a Cruzados hasta diciembre de 2024.

Por cierto, la declaración institucional entregada vía redes sociales fue un discurso protocolar, lleno de frases hechas. “Fue una decisión consensuada entre las partes”; “responde a razones estrictamente personales”; “emprendará nuevos desafíos”. Y para cerrar, unas palabras entre la institución y el propio ex jugador cruzado (que de seguro fueron redactadas en la oficina de prensa, sin la presencia de las partes) agradeciéndose por los meses vividos y deseándose suerte para todo lo que viene.

Una joyita. Para satisfacer, sin duda, al profesor de Periodismo Organizacional. Pero claramente muy poco sustancioso para saber qué pasó realmente para que el ex mundialista tomara la decisión de cortar su relación laboral con los cruzados.

Hay, por cierto, especulaciones que hasta el momento no pasan de ser rumores, pero que seguramente, en un tiempo más, alguna quizá se transforme en la verdad que se intentó ocultar en una declaración sosa.

Vamos viendo.

Una dice que Isla ya no se sentía cómodo con el entrenador Holan. Que en el constante movimiento de piezas y de funciones del DT había provocado en el jugador no sólo molestia, sino que, derechamente, hastío. Él quería jugar como siempre lo hizo, en su puesto habitual y no un día de lateral defensivo, otro de volante, y un tercero de lateral-volante, según se le ocurriera a don Ariel.

Otra de las teorías enarboladas es que Mauricio Isla ya no tenía conexión alguna con los otros avezados del plantel, en especial aquellos formados en la UC o que participaron sustanciosamente en el tetracampeonato cruzado, es decir, tipos como Matías Dituro, Alfonso Parot, y Fernando Zampedri. Ellos son voces fuertes dentro del camarín de la UC y no les gustaba que Isla no mostrara “compromiso total”. De hecho, comparado con otros jugadores, como el propio Parot, quien ha jugado infiltrado a diferencia de Isla que, por un golpe, ha preferido restarse de las convocatorias. Ello y su falta de tino para mostrarse de vacaciones en una playa colombiana justo el día del clásico universitario, habría generado el total quiebre entre el jugador y los pesos pesados.

¿Otra más? Que Mauricio Isla ya tiene listo su futuro y debía tomar ya la decisión. Su futuro estaría en la liga de Estados Unidos porque el jugador quiere tener más cercanía con una de sus hijas que vive en ese país. De ahí a que la UC en su declaración dijera que el jugador “nos ha manifestado su decisión de dejar próximamente el país”.

¿Qué tiene una oferta de Colo Colo? No se descarta porque Gustavo Quinteros está desesperado por llevar un lateral más o menos confiable a su equipo. Claro que si se concretara, el DT albo tendría que asumir una nueva descarga de los hinchas por su “falta de tino” por llevar jugadores conflictivos.

Por último está “lo otro”, el tema farandulero, tan propio de los jugadores de las últimas generaciones. El mediático pololeo express de su ex señora con el ex jugador Mauricio Pinilla -su ex amigo- habría colmado la paciencia del ex jugador de Juventus y por eso salir del plano público por un tiempo, más que una opción, era una necesidad.

¿Cuál de todas estas versiones no confirmadas pero que circulan en el medio periodístico es la real? ¿Será más de una? ¿Habrá otra?

No se sabe por ahora. Lo concreto es que Mauricio Isla ya no está en la UC. Arrancó por su banda e hizo su mejor enganche para dejarnos a todos, por ahora, botados y mirando el número de su camiseta. Como en sus mejores tiempos.