25 de noviembre 2020

El excandidato presidencial y líder del PRO, Marco Enríquez-Ominami, no podrá sufragar en las próximas elecciones ni asumir una eventual candidatura. Esto, al igual que lo ocurrido con Pablo Longueria, quien tras enterarse de esta situación debió renunciar a su candidatura para presidir la UDI y abandonar la idea de ser constituyente.

Según consignó La Tercera, la información fue confirmada desde su equipo político, quienes indicaron que la modificación en el registro del Servel es reciente, ya que ME-O sí votó en el plebiscito de entrada para una nueva constitución.

LEE TAMBIÉN:  Diputado Soto (PS) valora inhabilidad de Longueira: Se le acabó el chipe libre a un personaje símbolo de la corrupción

Ante lo sucedido, el excandidato acusó que «claramente existe una vulneración al derecho a ser juzgado en un plazo razonable”, considerando los 6 años que se ha extendido la investigación en su contra.

En esa línea, su abogado, Octavio Sufán, advirtió que a ME-O «si se hubiese hecho el juicio oportunamente, tendríamos una sentencia absolutoria. Sin embargo, por dilaciones innecesarias, no ha existido la oportunidad ni el derecho de poder acudir a un juicio oral, público y contradictorio”.

A través de Twitter, ME-O enfatizó que «agotaré todas las instancias nacionales e internacionales para que nunca más en Chile se vulneren las garantías políticas y constitucionales de ningún ciudadano. Es una flagrante violación a los DDHH privar del derecho a voto a personas que no han sido condenadas«.

COMPARTE ESTA NOTA:
COMENTA CON FACEBOOK

LO ÚLTIMO