14 de abril 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

Militantes del Partido Republicano liderados por el senador Rojo Edwards manifestaron su rechazo a los dos primeros capítulos del anteproyecto elaborado por la Comisión Experta y pidieron, además, la incorporación de otros temas al texto.

Mediante un comunicado, el movimiento Un Militante, Un Voto planteó que «valoramos el trabajo de la Comisión Experta pero somos enfáticos en establecer que el texto propuesto representa una realidad política que ya no existe. Se debe lograr un nuevo acuerdo con el Consejo Electo que mejore y actualice la propuesta actual.

«En este sentido, declaramos que de mantenerse intacto el texto emanado por los expertos designados, este debe ser rechazado, ya que no considera principios claves en los que la ciudadanía se ha manifestado claramente», insistieron.

De acuerdo a la misiva, «entre las materias que lo expertos inexplicablemente dejaron fuera incluimos la protección de la propiedad de los ahorros previsionales; la libertad de elegir prestador y asegurador en salud; la inexistencia de avance en materias de seguridad, justicia y persecución del delito; se debilita el derecho preferente de los padres a escoger la educación de sus hijos en un ambiente de proyectos educativos diversos; se omite un capítulo para las Fuerzas Armadas, entre otros».

«No consideramos razonable validar la tesis de la izquierda de que el rol del Consejo electo sea solo el de ratificar la propuesta de expertos que trabajaron sobre una realidad política que ya no existe. Esta realidad cambió democráticamente en las últimas dos elecciones y le pedimos a las fuerzas del Gobierno que no sigan trabando los cambios que la ciudadanía demanda», agregaron.

Y añaden que «el tono republicano debe ser el de siempre dialogar con todos para intentar llegar a acuerdos amplios, pero siempre permitiéndosenos la defensa de nuestros principios, que son justamente la razón por la que la ciudadanía confió en Republicanos».

Por último, concluyen que «la propuesta de los expertos es un buen comienzo, es una propuesta seria y muy distinta a lo que vimos de la Convención fracasada, pero es completamente insuficiente».