Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

La ola de violencia registrada en Sudáfrica hace casi una semana, causó por lo menos 212 muertos hasta el momento, informaron este viernes las autoridades locales.

De acuerdo con el gobierno sudafricano, las últimas muertes ocurrieron en su mayoría, en la región de Kwazulu-Natal, al este del país, elevando el número total de víctimas a 180.

Durante una rueda de prensa la ministra de la Presidencia Khumbudzo Ntshavheni, informó que en Johannesburgo fueron contabilizadas más de seis muertes, totalizando 32 personas que perdieron la vida desde el inicio de los enfrentamientos.

Los disturbios y saqueos en Sudáfrica se iniciaron la semana pasada, un día después que el ex presidente Jacob Zuma fue puesto en prisión, condenado a 15 meses de detención por desacato a la justicia.

La ola de violencia creció en medio del desempleo y las nuevas medidas para combatir la pandemia del Coronavirus en el país.

Para el actual presidente sudafricano, Cyrill Rmaphosa, las protestas en el país de los últimos días fueron planificados e intentaban fomentar una “insurrección”.

“Los responsables de estos actos intentaron provocar una revuelta popular entre nuestro pueblo”, dijo el jefe de Estado en un discurso en cadena nacional.

COMPARTE ESTA NOTA:
COMENTA CON FACEBOOK

LO ÚLTIMO