23 de julio 2024

AQUÍ Y AHORA

NOTICIAS

  • El ex volante del Inter de Milán anotó tres goles en el triunfo 3-2 de Palestino en San Carlos de Apoquindo, comprometiendo de paso el tricampeonato de la UC. El encuentro, que arrancó con la grave lesión del arquero Lanzillota, se desniveló con un penal en los descuentos.

Por MATÍAS ALCÁNTARA

Cuando parecía que Católica sumaba su octavo empate en los últimos 10 compromisos, llegó la jugada que definió el partido, ya en los descuentos. Carlos Villanueva increíblemente recibió solo y definió por arriba de Dituro, quien en su desesperación por evitar el remate salió con todo sin medir consecuencias: penal clarísimo. Mientras tanto, el balón se estrellaba en el travesaño para que los locales intentaran el último ataque, ya que Juan Lara, árbitro del partido, desestimó la falta que era más grande que el nerviosismo que en ese momento se vivía en San Carlos.

Y como el penal era tan evidente, el VAR no tuvo otra alternativa que llamar al pito para que éste revirtiera su horrible decisión original. Trabajo entonces para Luis Jiménez, la figura del encuentro, que mediante los doce pasos convirtió su tercer gol de la jornada, para decretar el 3-2 final a favor del equipo de La Cisterna.

En la maniobra del penal la UC había quedado mal parada, sin su central Salomón mal expulsado dos minutos antes por una segunda tarjeta amarilla que no merecía.

En términos generales Católica no jugó un mal partido. No mereció perder, pero se encontró con un rival que no renunció a ganar pese a jugar sin Farías desde el minuto 58, también por doble cartulina amarilla (bien expulsado). José Luis Sierra en lugar reemplazar a uno de sus dos jugadores de excelente pie pero con poco recorrido (Jiménez o Villanueva), optó por sacar a Benítez, para reubicar en la contención a otro futbolista: Jorge Araya.

Católica siempre fue desde atrás en el marcador, cuestión que se ha reiterado en las últimas presentaciones de la UC. Jiménez abrió la cuenta a los 17` y volvió a desnivelar a los 52`. Antes Marcelino Núñez había igualado en la última jugada del primer tiempo y Acevedo, mediante autogol, decretó el 2-2 parcial (69`).

Después de la expulsión de Farías Católica se fue con todo a buscar la igualdad primero y el triunfo después ante un Palestino replegado por las circunstancias. Pero no le alcanzó para llevarse los tres puntos y ni siquiera uno, porque en un descuido final se quedó con las manos vacías, comprometiendo de verdad la opción de conseguir su primer tricampeonato: Unión La Calera quedó a tiro de cañón, a tres unidades pero con el partido frente a Iquique aún por disputar (jueves, 20:00 horas).

Habrá otra oportunidad entonces para que el equipo cementero alcance la cima, chance que ha tenido varias veces en las últimas semanas, pero que no ha podido capitalizar.

Mientras tanto Palestino se mete de lleno por un cupo a la Copa Libertadores. Pero su preocupación ahora es la pronta recuperación del arquero Lanzillota, que a los dos minutos de juego recibió en su rostro un rodillazo casual pero brutal de Zampedri, luego de su achique. Una lesión mandibular que evitó la apertura de la cuenta.