18 de enero 2022

Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

Centenas de integrantes de las fuerzas de seguridad afganas que estaban atrincherados cerca del aeropuerto de Kunduz, después de la caída de la ciudad a manos de los talibanes el fin de semana, se entregaron a los insurgentes este miércoles.

«Centenas de soldados, policías y miembros de las fuerzas de resistencia (milicias) que estaban posicionados cerca del aeropuerto se rindieron a los talibanes con sus suministros»; dijo Amruddin Wali, miembro del consejo provincial de Kunduz.

«La mayoría de los soldados que estaban en el aeropuerto se rindieron»; confirmó un soldado que estaba en el área y pidió anonimato.

Los talibanes iniciaron una ofensiva en mayo, aprovechando el inicio de la retirada final de las tropas extranjeras del país, que debe concluir el 31 de agosto próximo.

Desde entonces, los insurgentes asumieron el control de amplios territorios rurales sin enfrentar mucha resistencia. El avance se aceleró en los últimos días con la captura de varios centros urbanos.

Los talibanes ya controlan nueve de las 34 capitales provinciales de Afganistán. Todas cayeron como piezas de dominó, incluidas siete ciudades del norte del país, una región que siempre había resistido a los insurgentes.

COMPARTE ESTA NOTA
COMENTA ESTA NOTA