Veritas Capitur

La Verdad se Conquista

  • Preliminarmente son 11, de un total de 16, los que no cuentan con ninguna categoría de protección vigente, particularmente en las comunas de La Higuera, La Serena, Coquimbo, Ovalle y los Vilos.

En una grave amenaza al medio ambiente se convirtió la intervención del humedal de la desembocadura del Río Elqui para el inicio de obras de un proyecto inmobiliario, noticia que generó una fuerte controversia mediática, escalando a nivel nacional.

Con el fin de evitar estas situaciones, y preservar de mejor forma estos sitios tan vitales para la biodiversidad, la Gobernadora Krist Naranjo instruyó el desarrollo de un catastro para evaluar la situación regional e iniciar acciones de preservación.

“No podemos permitir que se repitan situaciones como lo que pasó en la desembocadura del Río Elqui. Hoy nuestro medioambiente requiere de anticipación, no tenemos ya espacios para la improvisación ni mucho menos, para tomar acciones tardías. Con la declaración de emergencia climática y medioambiental abrimos un proceso para posicionar con esta perspectiva a nuestra región, así como su desarrollo de la mano con la naturaleza hacia la sustentabilidad de las zonas de protección que ya existen y las que debemos crear, que so prioridad también por nuestra condición de crisis hídrica”.

Asimismo, la autoridad precisó que “con la declaración de emergencia climática y medioambiental, iniciamos un proceso de catastro de humedales costeros en las tres provincias, revisando la situación actual de cada uno, para luego iniciar gestiones para su preservación”.

Preliminarmente, se identificaron 16 humedales en borde costero, tanto en zonas urbanas como rurales, de los cuales solo 5 cuentan con mecanismos de protección vigente, como son Salinas Chico, Salinas Grande y Quebrada Pachingo en Coquimbo; Huentelauquén, en Canela; y Conchalí, en Los Vilos. Entre las herramientas de protección están la Ley de Humedales Urbanos, las figuras de Santuario de la Naturaleza, sitio RAMSAR y la declaración como Bien Nacional Protegido.

Por otra parte, el Humedal Los Choros, en La Higuera, está proyectado como Santuario Natural La Boca, mientras que, en Ovalle, se proyecta la protección del Humedal Río Limarí, como parte del Parque Nacional Fray Jorge.

Finalmente, los humedales que hoy no cuentan con herramientas de preservación ni se proyectan iniciativas, son Laguna Saladita y Río Elqui, en La Serena; Estero Culebrón, Laguna Adelaida y Estero Tongoy, en Coquimbo; La Cebada y El Teniente, en Ovalle; Estero Quilimarí y Pichidangui, en Los Vilos.

COMPARTE ESTA NOTA:
COMENTA CON FACEBOOK

LO ÚLTIMO